fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

A un año de la enfermedad de Valentino, su madre compartió una emotiva carta

El pasado martes, se cumplió un año del diagnóstico de neuroblastoma estadío 4 de alto riesgo de Valentino Ponce. La mamá del niño, Paola Favot, recordó el momento en una emotiva carta que compartió a través de sus redes sociales. «Ha pasado un año desde aquel día en que nuestras vidas cambiaron para siempre», aseguró su publicación.

 

Luego de una campaña que despertó la solidaridad de San Francisco y la región y que le permitió recaudar la suma de $35.000.000 para costear el tratamiento, Vale y su familia restan los días para viajar a Barcelona en busca de la recuperación.

► Te puede interesar: Plan incluir: la Provincia invertirá casi 50 millones de pesos en un proyecto de conectividad barrial en la ciudad de Esperanza

«En unos días nos vamos a Barcelona. Vale tiene otra posibilidad y eso es gracias a cada uno de ustedes, que junto a nosotros, nunca bajaron los brazos», expresó. Y aseguró: «Nos vamos con la valija llena de sueños, de esperanzas, pero nos queda ese sabor amargo de las despedidas, también la angustia, la tristeza, la incertidumbre, el desarraigo».

 

La carta

Hace un año exactamente comenzábamos a transitar este camino.

Luego de llevarte al médico, nos informan que el laboratorio daba valores anormales. Nos derivan de urgencia a Córdoba porque posiblemente sea » algo oncológico» o tal vez, no. Subimos a la ambulancia y emprendimos viaje, con la certeza de que todo iba a estar bien.

Luego llegaron los pinchazos interminables, los estudios, los médicos, la enfermeras, los ayunos, las anestesias y finalmente…las peores noticias: el diagnóstico.

La palabra que nadie quiere escuchar, esa que se asocia al más triste de los pronósticos: cáncer infantil ( Neuroblastoma estadío 4 de alto riesgo).

Que te digan que tu hijo que aún no cumple los dos años tiene cáncer, que ese cáncer hizo metástasis en huesos, médula y ganglios linfáticos, que le van a aplicar el tratamiento más agresivo y que además tiene un 50% de posibilidades de cura; es algo que nunca desearíamos escuchar.

Ha pasado un año desde aquel día en que nuestras vidas cambiaron para siempre.

Durante el tratamiento pasamos por momentos muy duros: fiebres en la madrugada, hemorragias, infecciones, internaciones, la pérdida de algún compañerito, los dolores, los efectos de la quimioterapia…

Y cuando pensábamos que todo había terminado y creíamos que ya lo habíamos escuchado todo, nos dicen que la enfermedad había avanzado, que iban a intentar estabilizarte, que comenzaríamos con cuidados paliativos, que ya no había posibilidades de cura.

Como padres no podíamos quedarnos de brazos cruzados, esperando, no. Nunca.

Luego de un trabajo arduo, vimos la luz de esperanza. Pero quedaba del «otro lado» y nos pedían una cifra millonaria. Y comenzamos una campaña porque sabíamos que la solidaridad era muy grande. Y lo comprobamos.

En unos días nos vamos a Barcelona. Vale tiene otra posibilidad y eso es gracias a cada uno de ustedes, que junto a nosotros, nunca bajaron los brazos.

Nos vamos con la valija llena de sueños, de esperanzas, pero nos queda ese sabor amargo de las despedidas, también la angustia, la tristeza, la incertidumbre, el desarraigo…

 

Con información de Radio Estación.

Posts Relacionados