fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Allanan un jardín de infantes en Posadas tras denuncias por malos tratos a niños con autismo

Una docente realizó la acusación en la Comisaría de la Mujer. La ONG Familias con TEA dio a conocer que no es la primera vez que ocurre.

 

Un jardín de infantes de la ciudad de Posadas (Misiones) fue allanado tras una denuncia efectuada por una docente ante la Comisaría de la Mujer. La misma hace alusión a malos tratos a niños con autismo que asisten a dicha institución.

La Defensora de los Niños, Rosanna Franco, recibió a las denunciantes, quienes elevaron notas al Servicio Provincial de Enseñanza Privada de Misiones (SPEPM) y al municipio.

Efectivos policiales y de la Dirección de Cibercrimen allanaron el jardín «Pequeños Gigantes», situado en la calle Santa Fe, entre Ayacucho y Junín, en el centro de Posadas. Además, secuestraron las cámaras de seguridad del establecimiento para verificar si se ejerció algún tipo de violencia física hacia un menor.

Patricia Zarza, titular de la ONG, dijo que la docente «refirió que dentro del jardín ataban al niño con autismo a una silla» y destacó que existe otra denuncia de marzo del año pasado, donde también docentes aseguraban haber visto que se golpeaba a los niños.

► Te puede interesar: Desolador hallazgo: dos niños de 11 meses y un año fueron rescatados en estado de abandono en Córdoba

«En esa ocasión, el juzgado de familia 1 de Posadas también había ordenado un allanamiento, pero el jardín continuó funcionando de manera normal», indicó Zarza.

Incluso, destacó que «existe otra denuncia de 2018 contra este jardín, En todos estos años la Justicia no hizo nada y, como ONG, estamos abocados a dar contención tanto a las madres, sus hijos y a las docentes».

 

Detalles

La madre de un bebé de diez meses denunció a la directora del Jardín «Pequeños Gigantes» por golpear a su hijo. Según su relato, la directora de la institución la llamó por teléfono y le manifestó que estaban cambiando al niño cuando notaron que tenía moretones en la cabeza.

Inmediatamente, la mujer se trasladó hasta el jardín donde se encontró con la directora y le preguntó si el niño se había caído, a lo que le respondieron que no.

Luego, lo llevó a una clínica para hacerle estudios médicos y, cuando finalizó el examen médico, volvió al jardín y reclamó que le muestren las filmaciones, pero la directora se las negó diciendo que no funcionaban las cámaras de vigilancia.

En ese contexto, la madre del niño comenzó a sospechar que habían maltratado al menor, y radicó una denuncia penal en la Comisaría de la Mujer, ampliando con fotos de los moretones que presentaba el bebé tanto en la cabeza como en la frente.

Posts Relacionados