fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Alquileres: los puntos destacados de la ley que puede ser aprobada en Santa Fe

La iniciativa pertenece al diputado Rubén Galassi y fue presentada en abril. El legislador asegura que hay consenso para que reciba media sanción. Es diferente a la aprobada esta semana en la legislatura porteña. Conoce los aspectos más importantes.

 

Este jueves, la legislatura porteña sancionó la nueva ley de alquileres. El cambio más importante radica en el hecho de que los inquilinos, a la hora de ingresar a una vivienda, no deberán pagar más la típica comisión a las inmobiliarias, que usualmente era del 4,15%. De ahora en más, ese ítem quedará a cargo de los propietarios de las viviendas.

En noviembre del año pasado, el Senado de la Nación dio media sanción a una una nueva de alquileres que, ante la presión de las inmobiliarias, descansa en la cámara de diputados a la espera de una sanción definitiva.

En Santa Fe, el diputado Rubén Galassi presentó un proyecto de ley para cambiar las reglas del juego en la provincia. En declaraciones a la emisora LT 10, el legislador se mostró optimista y considera que hay consenso en la comisión de vivienda para que el proyecto avance y reciba media sanción este año.

Tiene como objetivo evitar abusos e injusticias. La nueva norma le pone tope a las comisiones que cobran las inmobiliarias por celebrar los contratos, plantea que estos honorarios sean compartidos por dueños e inquilinos y regula la cantidad y calidad de las garantías que deben presentarse a la hora de alquilar. Además, establece que sean los propietarios quienes paguen el impuesto inmobiliario.

 

Punto por punto

– La nueva ley fija comisiones con un tope del 4 % (cuatro por ciento) del valor del contrato y en caso de renovación entre los mismos titulares, 2% (dos por ciento, osea la mitad del porcentaje estipulado para el primer contrato).

– Los honorarios serán pagados en partes iguales por inquilinos y propietarios.

– Las garantías quedan establecidas en un máximo de dos inmuebles (garantía propietaria) o tres codeudores que acrediten ingresos periódicos (garantía vía recibos de sueldo).

– Además, los inmuebles que se presenten como garantía podrán estar ubicados en cualquier localidad de la provincia, no necesariamente donde está emplazada la propiedad a alquilar.

– El impuesto inmobiliario estará a cargo de los locadores y no podrá ser transferido a los inquilinos. Esto se fundamenta en que se trata de un impuesto al patrimonio y como tal lo debe abonar el titular de ese patrimonio.

 

Fuente: Uno Santa Fe

Posts Relacionados