fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Anécdota épica: robaron una moto en Humboldt y la recuperaron por sus propios medios en Sunchales tras una serie de estrategias

Un trabajador, junto a la familia de la víctima del robo, no durmieron en toda la noche y decidieron armar una estrategia para dar con el rodado, que terminó siendo recuperado a casi 100 km, en la localidad de Sunchales.

 

Todo comenzó este viernes, aproximadamente a las 20 horas, cuando desde el Club Sarmiento de la localidad de Humboldt robaron una motocicleta marca Corven Energy 110 cc. Un vecino de la zona rural que se dirigía al pueblo a comprar la cena, logró divisar a dos jóvenes conducían por caminos rurales a una gran velocidad.

Tras unirse en el diálogo con algunas personas, incluso con la policía local, pudo atar cabos y resolvió que la moto que hacía instantes había sido robada era la misma que él había visto con dos jovencitos a bordo por la zona rural.

Fue así que, junto a familiares de la joven dueña de la moto, decidieron armar una estrategia para comenzar la búsqueda: gracias a los colchones de tierra, pudieron seguir el rastro del rodado hasta un puesto que resultó ser un tambo de la zona.

Como para ganar su confianza, el hombre salió al encuentro con la gente que estaba en el lugar con la excusa de que estaba buscando unos animales.

Pero ante la soltura en el dialogo por parte del puestero que allí se encontraba, que terminaría siendo el padre de uno de los involucrados en el hecho, éste le manifestó que estaba «disgustado» porque «los changos» se habían ido en horas de la madrugada y lo dejaron solo para el ordeñe.

► Te puede interesar: Con el 90% del cuerpo quemado, un hombre de 41 años falleció tras quedarse dormido con un cigarrillo encendido

La pregunta cayó de maduro: «¿Y en qué se fueron los changos?». «En moto», fue la respuesta, a lo que la repregunta fue, «¿Y qué moto tiene usted?»; «No, mi moto está rota, está en el taller», respondió el hombre.

Así, finalizaron el diálogo y decidieron volver al pueblo para dirigirse a la Comisaría. De esta manera, la policía aceptó acompañar nuevamente a los damnificados al puesto hasta donde habían llegado con la moto robada según el rastro, y nuevamente son atendidos por el tambero.

Allí, le comunicaron al hombre que lo que se estaba buscando realmente era una moto donde, sin poner ningún tipo de reparos, el tambero les contó a los uniformados que sí: la moto con la que se trasladaban los chicos era robada.

Ante una serie de preguntas sobre dónde podrían estar, el tambero respondió «Sunchales». Fue así que la familia decidió llenar el tanque del Volkswagen Gol en el que se trasladaban y partir rumbo a la mencionada localidad en busca de, al menos, un indicio que los acerque a su moto o a los delincuentes.

Increíblemente, en el camino se encontraron con pertenencias que estaban en el baúl de la moto: unas rodilleras que utiliza la joven dueña para su práctica deportiva y otras que forman parte de la investigación. Esto ratificaba aún más que estaban por el camino correcto.

► Te puede interesar: In fraganti: dos sujetos fueron sorprendidos robando en el interior de una distribuidora de la ciudad de Esperanza

Al llegar a Sunchales con los primeros rayos solares, se dirigieron a la Comisaría 3ra para poner en conocimiento a los uniformados de lo que estaba sucediendo y, de ahí en más, con algunas pistas firmes.

A las 10 horas, aproximadamente, divisaron el motovehículo buscado en una calle del barrio sunchalense de Moreno y comenzó una persecución que terminó en la esquina de Donato y JJ Paso del mismo barrio.

Allí, sin bacilar, disgustado, cansado y trasnochado, el conductor del Gol cruzó su auto a la moto y lograron detener a uno de los menores de edad. En tanto, el otro emprendió la fuga para el interior del barrio.

Posts Relacionados