fbpx

Asesinada y semienterrada: hallaron a la adolescente que llevaba 5 días desaparecida

Iara Rueda estaba desaparecida desde el miércoles pasado en Palpalá, Jujuy. Su cuerpo fue encontrado semienterrado en un descampado. Tenía 16 años. Tras el hallazgo, hubo una manifestación que la policía jujeña reprimió con balas de goma.

 

Una adolescente de 16 años que estaba desaparecida desde el miércoles pasado fue hallada asesinada en la mañana de este lunes en Palpalá, Jujuy, a ocho cuadras de su domicilio desde donde había salido en su bicicleta.

La víctima fue identificada por los investigadores como Iara Sabrina Rueda (16). Tras conocerse la noticia, 15.000 personas -entre quienes había familiares y amigos de la joven- realizaron por la tarde una protesta en inmediaciones de la ruta 66 de la ciudad siderúrgica en reclamo de justicia. La policía jujeña reprimió con balas de goma la multitudinaria manifestación.

El cadáver de Iara, quien cursaba sus estudios secundarios en el Colegio Nacional «Faustino Sarmiento» de Palpalá, estaba semienterrado en un descampado del Barrio 2 de abril, donde sus padres y vecinos aguardaron por más de cinco horas las primeras pericias del presunto femicidio.

Poco después de las 14, funcionarios del Ministerio Público de la Acusación informaron a los padres de la víctima la identificación de la adolescente, debido a que se encontró su Documento Nacional de Identidad cerca del cadáver.

La Unidad Fiscal Especializada en Delitos Graves Contra las Personas y Femicidios, a cargo de Diego Cussel, quedó al frente de la pesquisa y ordenó «recolectar toda la evidencia disponible en el lugar del hallazgo del cuerpo», el cual estaba «semienterrado».

El cadáver fue trasladado a la morgue judicial, donde este martes se llevará a cabo la autopsia.

«En los próximos días se ordenarán más pruebas y medidas orientadas a identificar al autor o autores del hecho», indicó un comunicado de la fiscalía interviniente.

Según la investigación, la joven había salido en bicicleta de su domicilio, el pasado miércoles cerca de las 19. La adolescente dijo que se dirigía hacia la entrada del barrio San José para entregar «unas cosas», pero nunca regresó.

Tras conocerse que el cadáver pertenecía a Iara, su hermana, Rocío Rueda, aseguró a Télam que la actuación de la policía y de la Justicia «fue un desastre».

«Fue todo un desastre, tanto en los operativos de búsqueda que se iniciaron recién hoy por la zona, como las horas de angustia que debimos padecer para saber si el cuerpo encontrado pertenecía a mi hermana», agregó.

Más adelante indicó que desde el momento de la desaparición de Iara, «fuimos los familiares y vecinos los que realizamos rastrillajes porque la policía no actuaba».

Además, reclamó que «se haga justicia y se investigue con inmediatez para determinar quién o quiénes son los asesinos» y no descartó que el cuerpo de su hermana haya sido «plantado» en ese lugar.

El asesinato de Iara provocó la indignación de la sociedad en general de la provincia debido a que durante la semana pasada, en 48 horas, se denunciaron dos desapariciones de mujeres: Iara y Gabriela Abigail Cruz (24), de quien no se tienen noticias desde el 24 de septiembre.

Por eso, familiares y amigos de Iara organizaron una manifestación en la ruta 66, desde donde se movilizaron por las calles de Palpalá en medio de un clima de enojo y malestar.

En ese marco enfatizaron su descontento con los efectivos policiales y con las autoridades del gobierno que encabeza Gerardo Morales, por lo que exigieron la renuncia del ministro de Seguridad provincial, Ekel Meyer, y autoridades del Consejo Provincial de la Mujer.

A los repudios se sumó una caravana de cientos de automóviles, motos y bicicletas que hicieron sonar un persistente «bocinazo» en medio de una convulsión social por los hechos de violencia registrados contra las mujeres en los últimos 15 días.

Pasadas las 20 en inmediaciones de la Brigada de Investigaciones de la ciudad de Palpalá, entre gritos y corridas efectivos de la policía jujeña iniciaron una violenta represión con balas de gomas contra los manifestantes.

«Fuimos recibidos con balas de goma, desparramaron balas de goma por todas las calles», graficaron los manifestantes sobre la represión mientras auxiliaban a varias personas heridas.

Asimismo, organizaciones de mujeres compartieron en redes sociales imágenes de manifestantes heridas y repudiaron enérgicamente la actuación de las fuerzas de seguridad, tanto por la represión como en la actuación de búsqueda de la joven cuyo cadáver fue encontrado este lunes y de Gabriela Cruz.

«Justicia por Iara Rueda, aparición con vida de Gabriela Cruz»; «No aparecemos muertas, nos matan»; «Disculpe las molestias pero nos están asesinando»; «Si la próxima soy yo, salgan a las calles con mi nombre y abracen a mi mamá», fueron algunas de las consignas que mostraban las mujeres con pancartas.

Posts Relacionados