fbpx

Berlín impuso toque de queda nocturno en bares y restaurantes para frenar el Covid-19

El alcalde de la capital de Alemania, Michael Mueller tomó la decisión luego de que los expertos identificasen dos problemáticas que debían abordarse: grandes grupos de personas que no cumplían las reglas de distanciamiento social y reuniones en lugares cerrados. A partir de ahora deberán permanecer cerrados desde las 23 horas hasta las 6 de la mañana.

Berlín decidió el martes imponer un toque de queda nocturno en restaurantes y bares para contener los crecientes números de casos de coronavirus registrados en la ciudad.

El alcalde de la capital alemana, Michael Mueller, dijo que los expertos habían señalado dos temas problemáticos que debían abordarse: grandes grupos de personas que no cumplían las reglas de distanciamiento social y reuniones en lugares cerrados.

«El consejo mostró que tenemos que actuar con rapidez», dijo Mueller a periodistas y agregó que se necesitaban acciones para evitar una cuarentena total en la capital alemana, famosa por sus clubes, ya complicados por las restricciones.

Desde este fin de semana hasta finales de octubre, los restaurantes y bares tendrán que cerrar a las 23:00 hora local (2100 GMT) hasta las 06:00 de la mañana (0400 GMT) y las estaciones de servicio tendrán prohibido vender alcohol durante ese horario.

Además, se permitirá un máximo de 10 personas en fiestas privadas en lugares cerrados, en lugar de 25.

La ciudad de 3,8 millones de habitantes es la más reciente capital de la Unión Europea que toma medidas más duras para luchar contra un fuerte aumento en los casos de COVID-19, mientras que Fráncfort, un centro financiero, también anunció reglas más estrictas el martes.

Madrid impuso una segunda cuarentena y París decidió cerrar bares y gimnasios durante dos semanas.

 

Posts Relacionados