fbpx

Cannabis medicinal: «Cualquier persona puede cultivar la planta y elaborar preparados para acceder a la terapia»

El pasado jueves se tomó conocimiento de que el Gobierno legalizó el autocultivo de cannabis para uso medicinal y el expendio de aceites en farmacias. Esta fue una gran noticia para muchas personas en el país que se encuentran luchando por el derecho al acceso de la planta y el cannabis para el uso en terapias.

 

Al respecto, por RADIO RAFAELA dialogamos con la socióloga y voluntaria de la organización Mamá Cultiva, Florencia Nejamkin . Sobre el Decreto 883/2020 que reglamenta nuevamente la ley 27350 de Cannabis Medicinal para garantizar acceso al tratamiento, afirmó: “Estamos muy contentas por esta reglamentación que nos permite acercarnos a la democratización del acceso a la salud con la terapia de cannabis”.

Florencia Nejamkin es socióloga y voluntaria de la organización Mamá Cultiva

 

“Son cada vez más las condiciones de salud que estamos abordando con esta terapia. La ley anterior solo contemplaba la epilepsia refractaria, y ahora con esta nueva reglamentación a esta lista se suman muchas más condiciones de salud que todavía no están específicamente mencionadas”, comentó Nejamkin.

► Lee también: Cannabis: el Gobierno legalizó el autocultivo para uso medicinal y el expendio de aceites en farmacias

Explicó que, según lo que vienen evaluando, “la planta es muy noble para todo lo que sea cuestiones vinculadas al dolor articular, Parkinson, espectro autista, epilepsias varias. La planta se puede usar en aceites, tinturas, pomadas”. Sin embargo, la profesional aclaró que la planta “acompaña y regula los síntomas, mejora la calidad de vida, pero no cura”.

Foto de Facebook: Mamá Cultiva Argentina

 

Sin efectos secundarios

Florencia Nejamkin especificó que la planta tiene un montón de componentes que trabajan de manera conjunta. “Recomendamos que siempre prueben con la planta a la que puedan acceder, y después se puede hacer una búsqueda más personalizada. Esta trabaja en conjunto por lo que siempre es bueno acceder a un preparado que contenga todos los componentes de la planta”.

En cuanto a posibles efectos adversos, sostuvo: “dentro de todo lo que venimos observando en la medicina hegemónica, la realidad es que esta planta no tiene efectos adversos o secundarios, no hay ninguna dosis letal. Son mucho menores los efectos adversos que puede generar esta planta con respecto a lo que son los medicamentos convencionales”.

Foto de Facebook: Mamá Cultiva Argentina

 

Nueva regulación

En cuanto al decreto en particular, habrá “un marco regulador y normativo que permitirá llevar adelante un control. Se tendrá que tener una autorización o la prescripción de algún médique que recomiende el acceso con la terapia. De todas maneras, ya estamos trabajando en una ley superadora, un nuevo proyecto que aborde todas estas cuestiones”.

Va a ser muy importante que todas las provincias adhieran a la ley nacional, que podamos trabajar en conjunto porque entendemos que esto es una problemática a nivel federal y hay que salir a dar respuestas con una nueva ley que se actualice y responda a las demandadas de la sociedad”, dijo Nejamkin.

“Consideramos que todos los usos de la planta son terapéuticos y lo que hay que reforzar justamente es la información. Hay mucha desinformación, por lo que es un nuevo comienzo, un nuevo paradigma, para poder brindar esa información de forma responsable, segura y desmitificada».

Para la organización Mamá Cultiva “era muy importante que se respete el autocultivo porque creemos que cualquier familia o cualquier persona, teniendo información en sus manos, puede cultivar la planta y elaborar ella misma los preparados para acceder a la terapia. El acceso a la salud es un derecho y entendemos que el acceso a la planta y al cannabis también tiene que serlo así que seguiremos trabajando por ello”.

Foto de Facebook: Mamá Cultiva Argentina

 

La experiencia de la socióloga Florencia Nejamkin

“En mi caso personal, estaba con medicación convencional por algunos desajustes en lo que era insomnio y alimentación. Un amigo me acercó la planta (la conocí en el 2016) y, cuando logré observar todos los beneficios que tenía en mi calidad de vida el uso de la planta, me acerqué rápidamente a la organización”.

“Veía historias que conmovían mucho. Y si yo había tenido el privilegio de poder acceder al conocimiento de la planta y observar cómo había cambiado mi calidad de vida, comprendí que esa debería ser una información con la que cuente toda la sociedad”.

 

Entrevista completa:

 

Posts Relacionados