fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Casi un año después, detuvieron al último de los prófugos de la violenta fuga en la cárcel de Piñero

Claudio Javier «Morocho» Mansilla, el hombre más buscado de la provincia de Santa Fe cayó en manos de la Unidad Especial de Investigación de Crimen Organizado. Estaba en la denominada «zona cero», del norte de Rosario.

 

Claudio Javier «Morocho» Mansilla, el último de los prófugos desde la fuga de ocho internos de la cárcel de Piñero, ocurrida el 27 de junio de 2021, fue capturado en la noche de este jueves.

El hombre más buscado de la provincia cayó en manos de la Unidad Especial de Investigación de Crimen Organizado, el grupo policial de élite creado en la provincia en los últimos días. El operativo que permitió apresar a Morocho Mansilla se realizó en Polledo al 4100, en la denominada Zona Cero, en el norte de Rosario.

La fuga de los ocho internos de Piñero ocurrió el 27 de junio de 2021, cuando la unidad penitenciaria recibió un ataque a tiros de un golpe comando. Desde un Peugeot dispararon con cuatro armas de fuego y rompieron el cerco perimetral con una amoladora. Uno de los cómplices resultó muerto en los enfrentamientos, mientras ocho reclusos escapaban de la cárcel.

Sergio Cañete, Joel Rojas y Alejandro Schmittlein regresaron tras las rejas horas después de la fuga, Ezequiel Romero cayó días después, y finalmente recapturaron a Alejandro Candia, Daniel David Piscione y Martín Alejandro Cartelli. Mansilla era el último que continuaba prófugo, hasta que en la noche de este jueves lo detuvo la Unidad Especial de Investigación de Crimen Organizado, por orden de las fiscales Marisol Fabbro y Georgina Pairola.

► Te puede interesar: Un camión volcó en la Ruta Nacional 19 y quedó obstruyendo toda la calzada

Mientras permanecía prófugo, el Morocho Mansilla, de 38 años, fue condenado en julio de 2021 por el asesinato de Kevin Nieri, de 16 años, y Leonel Bubacar, de 18, ocurridos en septiembre de 2018. Fue encontrado culpable como coautor del homicidio agravado por uso de arma de fuego y la participación de un menor.

Seis meses antes del doble homicidio de Lima al 2100 Mansilla había salido de prisión tras cumplir una pena a 17 años por intento de robo calificado y una causa federal del año 2013. Tras volver tras las rejas, Mansilla le habría dicho a su pareja (según escuchas que se ventilaron en un juicio): «Si no hacemos algo no salgo más».

 

La Capital.

Posts Relacionados