fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Caso Pastorizzo: el casco al lado del cuerpo, ¿por qué es importante el detalle?

Según manifestó el propio fiscal Sergio Rondoni Caffa a 14 días del asesinato, no habían hallado “evidencia corporal de la víctima” para demostrar que la moto iba en marcha al momento de recibir el primer balazo. La teoría del forcejeo planteada por la imputada podría caerse.

Más y más contradicciones entre los tres relatos de Nahir Galarza –imputada de homicidio doblemente agravado por el vínculo y el uso de armas– y las versiones de los testigos. Una de las primeras declaraciones del fiscal de la causa sostenía que “la falta de roturas significativas en el rodado respaldan esta hipótesis: la moto estaba detenida”.

Sergio Rondoni Caffa cree que Fernando Pastorizzo frenó su moto en la calle General Paz al 400 o transitaba a una baja velocidad cuando Nahir Galarza le disparó por la espalda.

Por cómo habían hallado el cuerpo debajo de la moto, se especuló con que el joven recibió el primer disparo cuando transitaba, pero esta hipótesis quedó desestimada luego que no se encontraran evidencias de una caída abrupta.

Recordemos que el cuerpo de Pastorizzo no presentaba excoriaciones producidas por una caída, ni tampoco Nahir Galarza, a quien sólo se le detectó “una lesión no compatible con un golpe, sino de fricción”, es decir, un raspón, pero que tenía por lo menos 20 días de producido.

En caso que la moto hubiera estado en movimiento al momento del primer disparo, Pastorizzo no hubiera podido controlar el rodado, cayendo al piso de manera rotunda.

Ahora, otro detalle se suma a la escena y respalda la teoría de Rondoni Caffa: todos sus amigos coinciden en que Fernando manejaba su moto con el casco puesto, siempre.

La escena que relata Nahir señala una moto circulando, cuando intenta quitarle el arma a su novio o ex novio y siente “una explosión”. Al momento, caen al piso y se produce la segunda “explosión”.

Las circunstancias en que encuentran a Fernando son totalmente antagónicas: la moto estaba apagada, no presentaba golpes de una caída ni roturas, y la víctima estaba sin su casco –que terminó a un metro y medio del cuerpo–, según contaron los testigos. En cambio, el segundo casco color gris –que llevaba puesto Nahir– estaba al lado de Fernando.

Todas estas contradicciones serán evaluadas por la fiscalía y la querella, y expuestas a la hora del juicio. Nahir Galarza deberá poder explicar todos estos detalles que se tornan fundamentales a la hora de entender el momento en que murió de dos balazos Fernando Pastorizzo.

 

Fuente: El Día Online

Posts Relacionados