fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Cierra sus puertas para siempre una reconocida panadería rafaelina: «Nos fue bastante tiempo elaborar la decisión»

Se trata de la mítica Panadería Grimaldi, ubicada en Bv. Lehmann 621. Tras estar 60 años operando en la elaboración de panificados, sus dueños decidieron poner un final a la historia. RADIO RAFAELA dialogó con Patricia Pollini, propietaria de la panadería.

 

Este viernes 8 de julio será el último día en que la tradicional panadería tenga sus puertas abiertas a su histórica clientela. Las famosas «tortitas negras» y el «pan tradicional elaborado a la antigua» son algunas de las cosas que más van a extrañar algunos rafaelinos.

Se trata de un comercio con una larga trayectoria en el mundo de los panificados: más de 60 años de historia, más de medio siglo con las puertas abiertas al rafaelino.

Por eso, RADIO RAFAELA pasó por el comercio para buscar una bolsa de bizcochos y charlar con la dueña y que cuente en primera persona cuáles fueron los motivos que llevaron a tomar esta determinante decisión.

► Te puede interesar: “La intervención de Avenida Santa Fe viene a aportar seguridad vial al sector”

«Tomamos la decisión, nos fue bastante tiempo elaborarla y tomarla, pero bueno ya está. El viernes cerramos», comentó Patricia ante los micrófonos del medio.

«Mi marido hace 43 años que trabaja acá y está muy cansado. Es un trabajo muy duro», sostuvo.

En esa misma línea, la entrevistada explicó que hace poco tiempo se jubiló uno de sus empleados. Así que tuvieron que poner en la balanza si contratar uno nuevo, seguir con el negocio y simplemente dejarlo para siempre.

«Pero bueno, ganó la familia. Mis hijas querían que su papá deje porque lo ven muy cansado».

En cuanto a sus orígenes, Patricia relató que su suegro «compró la panadería hace 60 años y ellos trabajaron muy duro. Ellos pudieron levantarla y transformarla en lo que es ahora, lo que fue siempre».

 

Las repercusiones de la noticia

«Mi suegra tomó la noticia con tristeza. Tantos años, a ella le hubiese gustado que siga, pero también, entendiendo su hijo y sabe lo duro que es porque ella también hizo el trabajo. Contenta por el otro lado porque sabe que su hijo va a descansar», contó Patricia.

«La gente está triste, muchos quedaron helados. Es gente de muchos años y todo el trabajo también entienden perfectamente»

 

Mirá la nota completa:

 

Posts Relacionados