fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

¿Cómo continúa la salud del nene trasplantado por hepatitis aguda en Rosario?

El menor de ocho años que recibió un trasplante de hígado luego de contraer hepatitis aguda grave «tiene buena evolución clínica» y hasta el momento no sufrió complicaciones derivadas de la compleja cirugía.

 

El Sanatorio de Niños de Rosario brindó este jueves por la noche un nuevo parte médico sobre el estado de salud del nene que fue trasplantado el martes luego de contraer hepatitis aguda grave. A dos días de ser intervenido quirúrgicamente, el menor tiene «buena evolución clínica y mejora progresiva de los parámetros de laboratorio», informan los médicos.

«El paciente trasplantado por Falla Hepática Aguda cursa el segundo día de su postoperatorio, sin complicaciones de jerarquía hasta el momento. Permanece en asistencia ventilatoria mecánica, hemodinámicamente compensado. Continúa con buena evolución clínica y mejora progresiva de los parámetros de laboratorio», expresaron en el comunicado.

El nene de ocho años, oriundo de la localidad de Funes, recibió el martes un hígado de un donante de La Pampa, luego de estar en emergencia nacional por su estado crítico. Tras la operación, el equipo médico indicó que las 48 horas posteriores serían claves para saber si el órgano se adapta a su cuerpo y esperando, además, que no se produzcan hemorragias luego de la cirugía.

► Te puede interesar: Mamá del niño con hepatitis aguda: “Si todo va bien, en seis meses ya puede tener una vida normal”

Roxana, la mamá del niño que recibió el trasplante, habló con la prensa este miércoles y expresó su alivio y su emoción tras la cirugía. Contó que su hijo estaba «muy asustado» luego de ser internado en el Sanatorio de Niños la semana pasada.

«Ahora estoy tranquila, estoy muy tranquila. Si me hubieran preguntado antes de ayer, estaba destrozada. Pero ahora estoy muy muy tranquila», sostuvo Roxana, que tiene 38 años y recientemente atravesó los momentos más difíciles de su vida.

La mujer detalló que, luego de que su hijo entrara en emergencia nacional, toda la familia se estaba sometiendo a estudios para determinar si alguien era compatible como donante vivo. Ayer por la mañana, mientras las tías del niño se realizaban los análisis, llegó la noticia: había un donante en La Pampa y el hígado iba a ser trasladado a Rosario.

► Te puede interesar: La OMS se alarmó por una misteriosa hepatitis que afecta a niños en todo el mundo

«Sinceramente yo tenía miedo de que mi hijo hubiera entrado en lista de espera para el trasplante, porque ahí los órganos generalmente no llegan», señaló Roxana. «Salió en todos los medios y yo la verdad no me quería hacer ilusiones, hasta que me llamaron los médicos y me vine volando al sanatorio», agregó.

 

Aire de Santa Fe.

Posts Relacionados