fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Conmoción por la muerte de un joven ex jugador de la NBA: su dura historia de vida

La infancia de Caleb Swanigan estuvo marcada por malos hábitos alimenticios, que terminaron por provocar que pesase 180 kilos a los 13 años.

 

Caleb Swanigan, nacido en 1997 en Indianápolis (Estados Unidos), murió a los 25 años de edad Según se informa, Swanigan falleció de causas naturales.

Su universidad, Purdue, dijo en un comunicado: «Estamos devastados. Nuestros pensamientos y rezos van a su familia y amigos. Perdimos a un alma gentil en la última noche. Te queremos, ‘Biggie'».

Fue allí fue donde desplegó su mejor básquet después de vivir una infancia complicada, muy vinculada a la droga.

Pasó por cinco refugios entre Indianápolis y Utah, ya que era «hijo del crack». Su padre, adicto a esa droga y a la cocaína, también padecía un gran desorden alimenticio, el cual lo mantenía obeso y le provocó una diabetes que terminó provocando su muerte cuando su hijo tenía 16 años.

Incluso, trascendió que maltrataba a su mujer, Tanya, madre de Caleb. Ella cuidaba de sus seis hijos y no disponía de mucho dinero , por lo que la dieta de Caleb se basaba en comida chatarra, exclusivamente.

Así, la infancia del joven estuvo marcada por malos hábitos, que terminaron por provocar que pesase 180 kilos de peso a los 13 años.

► Te puede interesar: A 36 años del gol de Maradona a los ingleses, se realizará la primera Peña Maradoniana

Su salvación fue Roosvelt Barnes, un exjugador de fútbol americano y representante que le hacía explorar sus cualidades para el básquet a sus 13 años. Allí, creció hasta ser All-American en el instituto y entrar en la primera ronda del Draft de la NBA como mejor reboteador de la liga universitaria.

Sin embargo, en la NBA nunca terminó de despegar: muy pocos partidos, liga de desarrollo y renuncia a la burbuja de Orlando.

Además, fue detenido el 23 de diciembre de 2020 por posesión de droga, puntualmente marihuana. Fue tratado como delito menor, y al acudir al juzgado se veía como había engordado 64 kilos más que en su llegada a la NBA.

Como se hizo cargo desde el primer momento de su error, el exjugador fue sentenciado sólo a 180 días de trabajo comunitario, junto a un tratamiento con respecto a las adicciones, ya que al juez le preocupó la cantidad de cannabis que se le encontró al joven, en ese entonces de 24 años.

Posts Relacionados