Conmoción por un femicidio: una mujer fue asesinada de un puntazo en el cuello en el centro de Rosario

Agentes de la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal detuvo a su pareja por el crimen. La víctima, de 39 años, fue hallada desangrada en su departamento de San Lorenzo al 1200 en Rosario.

 

Una mujer fue asesinada anoche en el microcentro de Rosario. Por el femicidio fue detenido su pareja. La víctima fue hallada desangrada con un puntazo en el cuello. Los vecinos aseguraron que eran frecuentes los gritos provenientes del departamento en donde ocurrió el crimen, el número 95 en lo que va del año.

► Lee también: Había denunciado a su expareja por brutal golpiza en diciembre: ahora fue raptada y la quiso prender fuego

De acuerdo a lo informado, un femicidio tuvo lugar anoche en un edificio ubicado en San Lorenzo al 1200, precisamente, en el primer piso. A la una de la madrugada, personal policial se hizo presente en el departamento en cuestión y encontraron a María Luján P. de 39 años muerta, tendida en la zona de cocina con grandes manchas de sangre a su alrededor. Presentaba un corte en la zona de cuello y escoriaciones en el resto del cuerpo. En el inmueble se advirtió un gran desorden.

Allí estaba su pareja, Marcos P. de 32 años, quien de acuerdo a fuentes policiales, estaba ebrio. Agentes de la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal procedió a detenerlo por el hecho. Se encontró un arma blanca tipo cuchillo de cocina en la escena.

► Lee también: Mataron a un hombre de un disparo en la cabeza frente a un grupo de chicos en Paraná

Se entrevistó a testigos quienes comentaron que la pareja convivía en un clima violento, que escuchaban gritos y peleas. Intervino en la investigación la fiscal Georgina Pairola.

Un vecino del edificio contó  que las peleas de la pareja «venían ocurriendo desde hacía mucho tiempo. Anoche escuchamos unos gritos tremendos y cuando nos asomamos al pasillo donde ellos viven vimos al marido de la mujer llorando. La chica tenía un corte en el cuello y falleció. Lamentablemente, las discusiones entre ellos eran normales».

«Siempre vivían discutiendo. Eran peleas de parejas con gritos muy fuertes, pero nunca pensamos que iban a llegar a esto. Con los vecinos tenían relación de saludar y nada más. Pero atemorizaban un poco cuando discutían entre ellos, a veces en la entrada del edificio», agregó el vecino.

Te puede interesar