fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Creer o reventar: una mujer aseguró que tras recibir refuerzo de vacuna contra covid-19 envejeció 20 años en 3 días

Michelle Flower, de 41 años, contó que sufrió un extraño efecto secundario que afectó la piel de su rostro; “Estuve llorando de dolor. No dormí durante varios días”, reveló

 

Una mujer llamada Michelle Flower, oriunda de Sheffield, Reino Unido, aseguró que “envejeció 20 años en solo tres días”, luego de colocarse la vacuna de refuerzo contra el Covid-19. Su insólita historia generó revuelo en todos los rincones de Internet y no tardó mucho en viralizarse a través de las redes sociales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que las vacunas COVID-19 pueden causar efectos secundarios, “la mayoría de los cuales son leves o moderados y desparecen espontáneamente en cuestión de días”. Según detalló el ente, las típicas reacciones son dolor de cabeza, fiebre, escalofríos y cansancio.

Sin embargo, Michelle, de 41 años de edad, confirmó que presentó una reacción adversa a un refuerzo de Pfizer que le aplicaron en enero de este año. Dos semanas después, la británica comenzó a sufrir una dolorosa afección en la piel que provocó “pequeñas grietas” en los labios.

Ante esta situación totalmente inesperada, le diagnosticaron urticaria -ronchas- y su médico de cabecera le recetó esteroides para tratarla. “Me duelen tanto que no puedo abrir la boca correctamente”, admitió la mujer.

En ese contexto, Michelle afirmó que su sistema inmunológico se dañó permanentemente como resultado de la vacuna, ya que se volvió dependiente de los esteroides. Incluso, ella cree que fue diagnosticada erróneamente.

Pasaron los meses y la mujer conversó con una amiga, cuya madre aparentemente presentó los mismos síntomas al suero de Pfizer. Debido a ello, Flower se autodiagnosticó con dermatomiositis, también conocida como “ojos de mariposa”, señaló el portal YorshireLive.

► Te puede interesar: VIDEO | Cristal, la primera mujer trans en el 107: “Es un trabajo efusivo, lo hago con mucha vocación”

 

El calvario de Michelle

Con ese escenario, y compungida por la situación, Flower reveló: “Estuve llorando de dolor. No dormí durante varios días”.

Al mismo tiempo, aportó más detalles de qué es lo que siente al sufrir este tipo de dolencias en el cuerpo: “Es como tener una quemadura de sol muy, muy mala. Mi cara está ardiendo y picando. Tengo los labios más adoloridos del mundo, es como tener herpes labial”.

Siguiendo esa línea, la británica explicó cuál es el tratamiento que lleva a cabo en la actualidad para reducir los síntomas. “La única crema que encontré para aliviar el dolor es una E45 -utilizada para tratar y calmar la piel seca, el picor y la descamación- que me da unos 20 minutos de alivio”.

Por otro lado, agregó que “los médicos de cabecera no conocen este nuevo efecto secundario del pinchazo”.

 

La Nación.

 

Posts Relacionados