fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Creyeron que se trataba de una inofensiva vívora y resultó ser una de las serpientes más venenosas del país

La serpiente de cascabel es una de las especies más venenosas y la única de este tipo en Argentina.

 

En la madrugada de ayer, vecinos de la zona de la Costanera de la provincia de Corrientes creyeron ver una supuesta curiyú (o Anaconda amarilla), por lo que dieron aviso a las autoridades.

Sin embargo, a la hora del rescate, el reptil resultó ser una serpiente de cascabel de un metro y medio de largo: una de las especies más venenosas y la única de este tipo en Argentina.

El encargado del rescate fue el exdirector de Playas y Balnearios de la Municipalidad, Juan Xifra, quien recibió el llamado del Cuerpo de Radio de la comuna.

► Te puede interesar: Dos jóvenes cayeron al río Paraná: está desaparecida una persona de 21 años

Según le indicaron los operarios, creían que se trataba de una curiyú, una de las especies más comunes en mostrarse en esa ciudad, la cual es inofensiva.

Al llegar al lugar, en la zona del monumento a la Virgen Stella Maris en la Costanera, el hombre se llevó una gran sorpresa al percatarse de que se trataba de una serpiente de cascabel.

Tras la captura, se puso en contacto con la unidad de rescate del Centro Aguará, quienes fueron los encargados de reubicarla.

Posts Relacionados