fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Crimen de Lucio Dupuy: exigen revisar las condiciones de detención de las dos mujeres imputadas

El juez de control Néstor Ralli fijó una audiencia para el próximo lunes. Por la muerte del nene de cinco años están detenidas su madre, Magdalena Espósito, y su pareja, Abigail Páez.

 

En el marco de la causa penal que investiga la muerte de Lucio Dupuy, el nene de cinco años que fue asesinado a golpes en La Pampa, el juez de control Néstor Ralli, fijó una audiencia el próximo lunes para revisar las condiciones de detención de la madre del menor, Magdalena Espósito (24) y su pareja, Abigail Páez (27), imputadas por la muerte.

Crimen de Lucio Dupuy: cómo son los días de las detenidas en el penal

Las mujeres fueron retiradas de La Pampa y trasladadas bajo total hermetismo al Complejo Penitenciario N°1 de San Luis, para resguardar su integridad física, donde están alojadas en un pabellón, que sólo comparten con otra detenida, acusada del mismo delito que las pampeanas: el crimen de su hijo.

Sin embargo, aunque están en celdas separadas, pueden hablar entre ellas.

De acuerdo al protocolo del penal, las internas cumplen siete días de aislamiento cuando ingresan. En esa etapa le explican la vida en la cárcel y se las mantiene sin contacto con el resto de la población. Pero esto no implica una incomunicación.

Como ya superaron ese período, ahora pueden recibir visitas de 9 a 13. Esta semana, Páez recibió en San Luis a su madre, Érica Frydlender.

No obstante, ambas detenidas están representadas por diferentes defensas. La madre del chico es patrocinada por el defensor oficial Pablo Di Biasi, mientras que a Páez la representa la defensora oficial Silvina Blanco. Esta última advirtió que ambas “podrían” tener acusaciones cruzadas por el caso.

 

Cómo ocurrió el crimen de Lucio Dupuy que conmocionó al país

Lucio Dupuy murió el viernes 26 de noviembre, entre las 21.30 y las 22, según reveló la autopsia.

Páez fue la que llevó al nene a una posta sanitaria: Lucio tenía sangre en la boca, según dijeron los testigos de la escena. Pero esa salita estaba cerrada, entonces se cruzó a una comisaría, donde los policías se negaron a atenderlo. Aunque un joven le hizo RCP, el nene no reaccionó. Luego intercedió una enfermera profesional: Lucio vomitó y mostró movimientos. Una mujer lo llevó en un auto, junto a la pareja de la madre del chico, al hospital Evita de la capital pampeana, donde confirmaron su muerte.

Más tarde, la autopsia reveló que el cuerpo tenía golpes recientes, mordeduras y quemaduras. También, signos de abuso sexual.

Lucio era víctima de maltrato infantil desde hacía tiempo. Tras su muerte, se conoció que una vecina que vivía al lado de la casa de Lucio el pasado 25 de agosto había llamado a la Policía para dar aviso que el nene estaba siendo golpeado.

“Sacale la ropa y cagalo a palos. Dejalo marcado porque lo mato yo”, escuchó la vecina. Sin embargo, el jefe de la Policía pampeana, Daniel Guinchinau, aseguró que, en realidad, la fuerza no acudió al llamado porque les “pasaron mal la dirección”.

Pablo González -hermano de la vecina y quien llamó al 101- desmintió la versión policial y lamentó el fallecimiento del nene.

Incidentes y disturbios por el crimen de Lucio Dupuy

En medio de la conmoción social que generó el caso, el domingo 27 hubo marchas masivas en General Pico y Santa Rosa y otros pueblos pampeanos. Algunas terminaron con disturbios luego que los manifestantes atacaran la comisaría donde estaban detenidas las acusadas. También quemaron tres autos, dos patrulleros y uno particular. Hubo 14 policías heridos y 12 manifestantes detenidos. De manera, que las sospechosas del crimen fueron trasladadas a un complejo penitenciario en San Luis.

La muerte de Lucio sacó a la luz un reclamo de su papá, Christian Dupuy, que venía de vieja data. El hombre sostuvo: “La Justicia nunca me escuchó”, y afirmó que nunca le dieron la guarda que él pedía, así como tampoco podía verlo en forma regular.

En ese contexto, el abogado de la familia Dupuy señaló que su hipótesis es que “se trata de un crimen de odio”.

Además, el letrado criticó la actuación de la jueza de Familia de Pico, Ana Clara Pérez Ballester. Es que el tío de Lucio, Maximiliano Dupuy, tenía la tutela del menor hasta que la madre lo reclamó y se lo otorgaron sin ser sometida a un abordaje psicológico ni a un régimen progresivo. “La madre se fue dos años y volvió. Y pide el nene y se lo dan. No hizo su trabajo”, denunció Aguerrido.

► Te puede interesar: La policía secuestró casi 10 kilos de marihuana a un joven y fueron atacados por los vecinos

Posts Relacionados