fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Debido a la bajante histórica, el río Paraná cambiará sus características por varios años

El diagnóstico es consecuencia de la bajante histórica que sufrió la cuenca, con picos de -3 metros, que también provocó incendios y afectó irremediablemente a la flora y fauna íctica, además de generar grandes daños sociales y económicos.

 

En los últimos años, las aguas del Río Paraná se acostumbraron a oscilar su altura. Sin embargo, en 2021 los niveles bajaron hasta romper un nuevo récord y eso disparó inmediata preocupación e inconvenientes que afectan considerablemente la vida ambiental, económica, productiva y social de ciudades, así como el futuro de su flora y fauna, al menos hasta 2025.

A mediados de febrero de 2021, el río se mantenía con una altura superior a los 3 metros a la altura de la capital entrerriana (Paraná), recuperándose de una caída significativa durante el 2020.

Pero para el mes de marzo, las aguas ya tenían menos de 3 metros; cayeron a poco menos de 2 metros en abril; a menos de un metro de altura para mayo y se mantuvieron en un franco descenso hasta superar las bajantes históricas de 1970 (0 metros) o 1971 (0,50 metros).

► Te puede interesar: Triste suceso: adolescente ahogado en el Río Paraná al buscar una zapatilla

Si bien tuvo un repunte entre septiembre y noviembre, llegando a 1,51 metros de altura, el río actualmente volvió a caer por debajo del metro.

Lo que parece sólo números también tuvo fuerte impacto en la vida de las personas, con ciudades donde se registraron viviendas y calles costeras con grietas y quiebres en el suelo, y municipios que debieron trabajar en inconvenientes, realizando cortes programados y mejorando el suministro de agua potable.

El escaso nivel del río «sorprendió y llenó de tristeza a todos» alertó el historiador, poeta y cantautor Roberto Romani, quien explicó que «hoy somos conscientes de que, junto con la falta de lluvia, también es responsabilidad del ser humano».

La escasez del agua dejó a la vista raíces peligrosos para embarcaciones, viejos sectores de la costanera e islas y la manta protectora del túnel subfluvial que une las capitales de Entre Ríos y Santa Fe, lo que obligó a colocar boyas y advertencias en la zona.

El 18 de agosto pasado el ro Paran marc una altura de 046 metros por debajo del nivel del mar en la capital de Entre Ros

«Necesitamos todos los días al maestro en el aula, al comunicador social en los medios, y al Estado con mayor responsabilidad, pero también a las familias, hablando sobre la necesidad de conocer al río para quererlo, cuidarlo, no agredirlo y defenderlo», concluyó Romani.

► Te puede interesar: Becas Progresar: se viene un aumento y un bono en enero, ¿cómo inscribirse?

El Instituto Nacional del Agua (INA) aseguró que la perspectiva hasta el 28 de febrero del 2022 «no permite esperar un rápido retorno a la normalidad», con probabilidad de extenderse la bajante por el resto de ese verano y se cree que prevalecerá con niveles «extremadamente bajos» hasta, al menos, el 31 de enero próximo.

 

Posts Relacionados