fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Denunció haber sido golpeado y violado en la cárcel: a modo de protesta se cosió la boca

El detenido dio a conocer la venta de drogas dentro del penal de San Nicolás y en represalia sufrió vejaciones «por orden del director del instituto».

 

Un preso hizo una denuncia de que en el penal de San Nicolás se vendía droga y los efectivos policiales del pabellón lo molieron a golpes. A la vez, como castigo no era alimentado y tras cargar contra el director de la cárcel decidió cocerse la boca como un acto de protesta.

El detenido, Leonardo, y su compañero Daniel denunciaron la venta de estupefacientes dentro del penal. Tras la misma la Justicia decidió trasladarlos para evitar que su vida corra peligro.

El hombre había recibido droga con el fin de que la vendiera dentro de la cárcel, pero tanto algunos presos como guardiacárceles lo acusaron de que se las había consumido. En tanto, los «dealers» le propinaron una terrible golpiza luego de que Daniel mostrara en el canal Crónica HD cómo se vendía «merca» en los pabellones.

► Te puede interesar: Tragedia en Mendoza: dieron de alta al bebé santafesino, único sobreviviente del brutal accidente

El preso había sido beneficiado con prisión domiciliaria, pero luego de dar la entrevista se la revocaron. Además, según denunció, los guardiacárceles lo habían mandado a violar. A pesar de todo lo sucedido hasta ahora a Justicia no allanó el complejo penitenciario ni investigó a los supuestos guardias corruptos.

Leonardo, por su parte, se coció la boca en un claro gesto de «huelga de hambre», luego de que el director del instituto, Joaquín Ferreira, lo echara del pabellón en donde se encontraba.

«Está en peligro mi vida», manifestó Leonardo en un video que grabó luego de haber sido violado y torturado por otros convictos y por personal de la penitenciaría.

► Te puede interesar: Una mujer rafaelina sufrió un accidente en su moto contra un camión

«Desde el pabellón 12 me habían amenazado de que no podía hablar con el juzgado o con los medios», contó Leonardo, quien también acusó al director Ferreira. Él fue el «ordenó que me roben el celular, que me mataran a golpes y que me den pinchazos. Me ultrajaron, me estrangularon y dejaron inconsciente», concluyó.

Posts Relacionados