fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Después de ocho meses, se realizó la primera fiesta en pandemia en Rafaela: así fue la celebración

El viernes pasado, la Municipalidad de Rafaela habilitó a la reapertura tanto de los jardines de infantes como de los salones de eventos. El intendente Luis Castellano firmó el Decreto Municipal N° 51.075, conforme a la reconversión temporal y excepcional de la actividad en el marco de la pandemia por COVID-19.

 

► Lee también:Los jardines y salones de eventos podrán abrir sus puertas

Al día siguiente, tras muchos meses de espera, se concretó finalmente la primera fiesta en pandemia en la ciudad: los 15 de Emma. Hacía pocos días que había cumplido años y junto a su familia siempre quisieron llevar adelante esta hermosa e inolvidable fiesta.

Para realizarla, eligieron el salón Tipuana TIPU, que se encuentra sobre la calle de ingreso del Balneario de ciudad. Gabriela Cagliero, titular de la locación, en diálogo con RADIO RAFAELA aseguró que esta oportunidad “fue como volver a empezar. Trabajamos en equipo para lograr ofrecer el producto a nuestros clientes”.

En relación a los protocolos, Cagliero contó: “En cuanto al espacio físico, estamos limitados al 30% de la capacidad. El cupo máximo de nuestro salón es de 80 personas, y la quinceañera lo ocupó por completo”. Los invitados fueron ordenados en 14 mesas con hasta seis personas cada una.

 

Además, se ocupó íntegramente el salón sin dejar espacio de baile. “Esa fue nuestra forma de controlar, y los chicos se han comportado maravillosamente. El salón tiene una galería muy amplia y patio como para que pudieran bailar el bals con el abuelo unos segundos, pero la quinceañera al final no quiso”, agregó Gabriela.

También dijo que hicieron llegar a los invitados en forma escalonada desde las 19.30 horas. “Habíamos acomodado en el patio y jardín sillones y mesas. A medida que entraban se quedaban al aire libre siempre con barbijo. No pudimos recibirlos con la habitual recepción”, explicó. También fue muy importante el trabajo del DJ que “mantuvo siempre entretenidos a los chicos aunque no podíamos bailar, recordándoles que estamos en pandemia y teníamos que cuidarnos”.

En relación al servicio gastronómico, “el protocolo es el mismo que en bares y restaurantes”. Además, a todos los ingresantes se les tomaba la temperatura, se les ponía alcohol en las manos, se les solicitaba la limpieza de los zapatos, y todos se encontraban incluidos en un listado.

Es una alegría inmensa poder ofrecer una opción para celebrar y empezar a mover la rueda. Esta es una alternativa y les puedo asegurar que la pasaron re bien. Hicimos un evento de cuatro horas y nos ha faltado tiempo”, ya que la fiesta terminó a las 00.30, contó Gabriela Cagliero.

Aprovechando al máximo los espacios abiertos y el aire libre, y cumpliendo con rigurosidad los protocolos exigidos, pudo concretarse este festejo tan esperado que seguramente abrirá la puerta a muchos otros en la ciudad.

 

Entrevista completa:

 

Posts Relacionados