fbpx

Detuvieron al sospechoso del crimen de Ludmila Pretti, la joven de 14 años asesinada en Moreno

La detención fue realizada por personal de la DDI de Moreno junto con personal de la PFA

 

Cristian Adrián Jerez (19), principal sospechoso del crimen de Ludmila Pretti, la adolescente de 14 años asesinada en la localidad bonaerense de Francisco Álvarez, fue detenido luego de un operativo realizado durante la madrugada por efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno y de la división Búsqueda de Prófugos de la Policía Federal.

Según confirmaron fuentes oficiales a Infobae, al joven lo capturaron en la zona de La Reja, en el cruce de Arístides y Diario La Nación, en una zona de descampados cercana a un arroyo, luego de que obtuvieran la geolocalización de su celular y rastrearan la zona con un equipo de perros.

No fue lejos: el lugar en donde lo encontraron queda a 15 cuadras de su casa, donde el cuerpo de Ludmila fue hallado ayer bajo una cama, envuelto entre colchones.

Jerez fue señalado como sospechoso desde un primer momento por el padre de la adolescente asesinada. El hombre relató a un medio local que mientras aún buscaban a Ludmila estuvo hablando con él en la comisaría y que luego de unos minutos dijo que iba a buscar el documento para poder fugarse.

► Lee también: Encuentran asesinada una adolescente que estaba desaparecida

En las primeras horas de la mañana el presunto asesino será trasladado para prestar declaración indagatoria ante el fiscal Federico Soñora, titular de la UFI N° 4 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, que se encuentra a cargo de la investigación.

El funcionario calificó el expediente como homicidio agravado.

El joven fue detenido por efectivos de la DDI de Moreno y de la Policía Federal

 

El cadáver de Ludmila fue hallado el domingo, semidesnudo y entre dos colchones, en la vivienda ubicada en la calle Diario La Nación, del barrio Villa Escobar de Francisco Álvarez, una casa que según trascendió, era alquilada por Jerez. La autopsia practicada el lunes al cuerpo confirmó que Ludmila murió por asfixia por estrangulamiento a lazo, por lo que los investigadores sospechan que probablemente el agresor utilizó la pashmina que la adolescente llevaba en el cuello para ahorcarla, informaron fuentes judiciales.

Además, agregaron que se esperan estudios complementarios para saber si hubo o no un abuso sexual y que la data de muerte es entre las 8 y las 12 del domingo. “La hipótesis es que a la chica la intentaron abusar, que ella se resistió y la ahorcaron. Para corroborarlo, esperamos los resultados de la autopsia”, dijo a Télam una fuente judicial.

Si bien se creía que a las 7.30 de ayer la adolescente había salido para dirigirse a su domicilio, un tío policía de Ludmila logró con una aplicación geolocalizar el celular de la víctima, que seguía indicando como destino la casa de la fiesta. Fuentes de la investigación indicaron a Télam que el propio sospechoso estuvo en contacto con la familia de la adolescente, le manifestó que la chica se había retirado sola y se mostró preocupado por su desaparición, pero luego se fugó antes de declarar en la comisaría.

“Se fueron todos y la nena quedó sola con él. Hay vecinos que dijeron que este tipo estaba acostumbrado a amenazar pibas”, había se{alado el padre de Ludmila, Leandro Pretti, en diálogo con el portal de noticias local Semanario Actualidad. “No lo puedo asumir todavía, quiero que esto avance, quiero que se mueva la Justicia”, reclamó.

Jerez fue detenido esta madrugada

 

Jerez estuvo en contacto con la familia de la joven, manifestó que ella se había retirado sola y hasta se mostró preocupado por su desaparición. “Los traje uno por uno a los que habían ido a la fiesta y dijeron que no, que se había ido caminando porque estaba a cuatro cuadras de la casa”, contó el padre de Ludmila sobre las horas previas al hallazgo del cadáver de su hija. “El que se fugó estuvo hablando conmigo, me vio a la cara, dijo que iba a buscar el documento y no volvió nunca más, no lo tendrían que haber dejado salir”, afirmó.

Después de haber huido, Jerez, que durante el fin de semana había compartido imágenes de bebidas alcohólicas en redes sociales, donde posteaba selfies con frecuencia y había publicado su número de teléfono celular “para las chicas”, subió una foto donde se muestra en la casa de su hermana en Laferrere, según confirmó a Infobae una fuente cercana a la investigación. Sin embargo, cuando la policía fue hasta el lugar, Jerez ya se había ido

.Ayer por la tarde, decenas de familiares, amigos y conocidos realizaron una marcha frente a la comisaría 6° de Moreno, en reclamo de justicia y de la detención del presunto autor del femicidio, que finalmente se concretó hoy a la madrugada.

Hubo incidentes en la protesta. Un grupo de personas lanzó piedras contra el personal policial apostado en la dependencia. Según dijeron, el reclamo era porque la Policía había “dejado escapar” a Cristian Adrián Jerez.

 

Infobae 

Posts Relacionados