fbpx

Dr. Haller: «Venimos con mucha carga emocional, los pacientes con Covid te ven como su familia»

El Dr. Gustavo Haller es entrerriano y se encuentra en Rafaela desde hace aproximadamente tres años. “Tengo 28 años, me recibí de médico a los 24 y ahora estoy terminando la especialidad”, contó a RADIO RAFAELA.

 

Hoy trabaja en el Hospital de Rafaela y contó a través de una conmovedora publicación en Facebook los cambios que se produjeron en su trabajo a raíz de la pandemia. “Fue una publicación de lo que sentía en el momento y no pensé que lo iba a leer mucha gente”, dijo.

► Lee también: Dr. Haller del hospital de Rafaela: “Veo sus ojos y veo a mi papá, a mi mamá, a mi abuela, a mis hermanos”

“Estar detrás de una computadora o de la pantalla de un celular es lo más fácil, pero ponerse a la par del paciente y de tus compañeros es realmente lo que sabemos cómo se vive. Es una situación fea para muchos. Lo que vi en este tiempo es que se destacaban muchas cosas malas que venían pasando, pero también está bueno destacar las cosas buenas”, dijo Haller.

“Estoy seguro de que a cualquiera de nuestros pacientes a los que les preguntes cómo la pasaron internados, pueden decir que fue relativamente bien porque somos un equipo de trabajo unido que trabaja para y por el paciente”, afirmó.

 

Acompañamiento emocional

“Cuando vos entras a una habitación, vas a ver a una persona totalmente aislada. Hay muchos que tiene celular y que están todo el tiempo haciendo llamadas, pero tenes a los abuelitos que pasaron de escuchar la radio todas las mañanas a desconocer lo que está pasando”, explicó el profesional médico.

Afortunadamente, “ahora las cosas se aceitaron un poco más, principalmente las visitas familiares. Están autorizadas siempre y cuando se firme un consentimiento informado de los familiares haciéndose cargo de la eventual complicación de un contagio, aunque están menos de 15 minutos. Llegan, se ponen el traje, ingresan con nosotros, charlan un rato y después se van”.

“Yo tengo a mis familiares un poco distribuidos y los extraño, no quiero que pasen por esto. Pero lo que le pasa a la gente que trabaja conmigo que tiene su familia y piensa en ponerla en riesgo, volver a su casa y contagiar, y les toque estar del otro lado. Venimos con mucha carga emocional porque los pacientes te ven como su familia en esos momentos”, sostuvo Haller.

“Al estar con todo el traje y los elementos de protección personal, lo único que nos queda libre son los ojos. Y a veces una mirada dice más que muchas palabras. Con que el paciente sienta que estás al lado y que le digas que todo va a estar bien, cambia muchísimo”, dijo

A eso, se suma que “los médicos hacemos turnos de 24 horas y es muy agotador. Llegas a tu casa y te cae todo el peso de una guardia, y la carga emocional pesa muchísimo. Esto no te lo enseña nadie, ni la facultad, ni los libros, lo tenes que vivir y aprender. Si bien, nosotros estamos ‘acostumbrados’ a estar luchando con la muerte, nunca estuvimos tan cerca porque nos pasó de perder a colegas, a enfermeros, a tantos pacientes en tan poco tiempo, algunos a quienes veníamos tratándolos por otras enfermedades y salían adelante pero con esto fallecían”, expresó conmovido.

 

Entrevista completa:

 

Posts Relacionados