fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

El embarazo y el Covid: la triste historia de Belén Morini

Cómo el embarazo puede convertirse en una comorbilidad.

 

María Belén Morini, de 34 años, estaba en su séptimo mes de embarazo cuando dio positivo en Covid. Era de Ceres, al norte provincial santafesino.

Cuando su caso se complicó se la derivó: primero a Rafaela y luego a Rosario, en busca de una cama con respirador y una neo que pudiera atender a su hijo si se veía obligada a parir antes de tiempo.

Tras 400 kilometros de viaje, consiguió lugar en el Hospital Italiano y, finalmente se pudo hacer el parto por cesárea. Pero Belén muere días después.

Luz Rodríguez, periodista y además prima de Belén, contó todo:

«El 20 de abril, ella es hisopada y da positivo. Los síntomas que tenía en ese momento era un poco de fiebre y algo de dolor de garganta. Empezó a tomar Paracetamol por indicación bajar la fiebre, pero no le bajaba, y empezó a sentir que se agitaba. Ahí en el Hospital de Ceres le hacen controles y le dicen que clínicamente está bien, pero al otro día vuelve a consultar porque no se sentía bien: saturaba muy bajo. Entonces la dejan internada con oxígeno, para protegerla a ella y al bebé».

En ese marco, la familiar directa de Belén relató: «En Ceres estamos lejos de todo, sabemos que el hospital no tiene la alta complejidad que quizás se necesita en estos casos. A ella acá le pusieron bigotera porque le faltaba oxígeno. Y le dijeron que si llegaba a empeorar, iba a tener que viajar».

Lo que sigue es lo que pasó al llegar a Rosario: «Venía estando estable, hasta que a los días volvió a saturar bajo y respirar mal. Entonces, nos avisan que van a hacer una cesárea de urgencia. Ese día nace Bruno, de 7 meses y sin Covid. Pocas horas después de la cesárea, Belén queda intubada y con traqueotomía, en los controles se ve que tenía una neumonía bilateral y que se habían roto sus pulmones. Dos días después se confirma que le había ingresado una bacteria intrahospitalaria y se terminó complicando todo, ya no respondía a ningún tratamiento. Una semana después nos avisan que no hay esperanzas de sobrevida y nos permiten pasar a despedirnos de ella. Al otro día murió, después de tener un paro respiratorio«.

 

En casa

Por fortuna, el recién nacido ya salió de neonatología y está en casa junto a su papá y su hermanita de siete años. «De salud está muy bien. Los estamos ayudando entre varios en la familia después de todo lo que pasó. Y estamos recibiendo el apoyo de muchísima gente», contó el padre del niño a un medio.

Su amiga y periodista de Ceres hizo un llamado a los que niegan la pandemia o el impacto que tiene la enfermedad: «Belén era una persona super sana, sin ninguna enfermedad crónica. Pero lamentablemente, el embarazo terminó siendo para ella una comorbilidad».

«Por eso en cada cosa que publicamos en las redes del caso de ella, pedimos a la gente que se cuide mucho. Es horrible tener a tu familiar internado con Covid en otra ciudad y que la única comunicación que sostengas es el parte médico que te mandan desde un Hospital. Cuando se complicó todo no pudimos hablar nunca más«.

 

 

Posts Relacionados