fbpx

El Municipio vincula emprendedores con grandes empresas a través de mecanismos de innovación social

El martes, en el Salón Verde del edificio municipal, se realizó una reunión con el objetivo de promover el programa «Cadenas de Valor Inclusivas» en el marco del programa Rafaela Emprende que lleva adelante el gobierno local. Estuvieron presentes el secretario de Desarrollo Económico, Innovación y Relaciones Internacionales de la Municipalidad de Rafaela, Marcos Corach; la subsecretaria de Economía Social y Empleo, Mariana Allassia; el coordinador del programa Rafaela Emprende, Diego Peiretti; la coordinadora de la Secretaría de Desarrollo Social, Laura Lencioni; y la directora de Compras del Municipio. En representación del Ministerio de la Producción de la Nación participó Josefina Villegas, subcoordinadora del programa Cadenas de Valor Inclusivas. Además, estuvieron empresarios rafaelinos de Cormorán, Limansky y ONGs de la ciudad.

El programa “Cadenas de Valor Inclusivas” busca insertar en las cadenas de valor de grandes empresas servicios y/o productos de emprendedores sociales, propiciando un circuito innovador que favorezca el intercambio comercial entre emprendedores sociales, consumidores y grandes empresas. Para lograrlo, se necesita readaptar los procesos de logística, contratación y compras, a través de un plan de coordinación que permita que los tiempos y costos de fabricación de los pequeños productores/emprendedores sociales entren en equilibrio con los de las grandes empresas.

Corach explicó que “desde hace un tiempo estamos trabajando en un proyecto de compras inclusivas. Tomamos como referencia la experiencia de Arcor que tiene una serie de emprendedores sociales pequeños quienes les proveen vestimenta para sus empleados. Es decir que esta empresa de Arrollito adecuó sus procesos de compra para lograr que ingresen en sus licitaciones y compras masivas pequeños proveedores locales y de otras regiones a través de una ONG llamada El Arca”.

También resaltó el trabajo que hizo para “conciliar los intereses de una empresa con un poder de compra enorme con el interés de muchos emprendedores textiles pequeños y nosotros queremos replicar esta fórmula en Rafaela. De esta forma podemos unir estas dos puntas: grandes empresas comprometidas para que puedan adecuar sus procesos de compra e incluir a emprendedores sociales”.

“En la reunión estuvo presente personal de Compras para ver si desde el Municipio podemos adaptar nuestros procesos de compra y trabajar con pequeños proveedores locales”, agregó el funcionario.

Por su parte, Diego Peiretti de Rafaela Emprende contó: “A través de nuevos mecanismos de vinculación con grandes compradores, buscamos desde Rafalea Emprende construir un nuevo espacio de encuentro que permita generar nuevos procesos de negocios, y que le permita a los emprendedores generar ventas sostenibles que le aseguren ingresos estables. Nos entusiasma la idea de propiciar mecanismos innovadores que permitan fortalecer las ventas de emprendedores muchas veces excluidos de la economía formal”.

Este proceso se inicia con un conjunto de emprendedoras del rubro textil, con quienes el municipio, Soiva y el IINTI venían trabajando en diversas capacitaciones. «Hemos decidido iniciar con un grupo de mujeres del rubro textil en esta primera etapa, puesto que es un grupo que venimos asistiendo desde hace un tiempo y hemos generado un buen vínculo que permite iniciar proyectos de este tipo. Será un desafío enorme vincular ese poder de compra de empresas importantes de la ciudad y esa capacidad productiva de muchas mujeres con las que Rafaela Emprende viene trabajando y fortaleciendo desde hace algunos años”, destacó Peiretti.

Además, dijo que “este proyecto es posible a través de la articulación entre gobierno nacional, local, INTI, Soiva, empresas y universidades”.

La Subcoordinadora del programa Cadenas de Valor Inclusivas manifestó: “El objetivo es la búsqueda de enfoques alternativos e innovadores para dar respuesta a problemáticas sociales y productivas del país. En este marco, desarrollamos la metodología y el asesoramiento técnico a procesos de inclusión socioeconómicos en cadenas de valor. La propuesta es de articulación entre el mercado privado y un enfoque superador: la responsabilidad social empresaria que tiene que ver con el desarrollo de proveedores de base social.

El enfoque de nación busca articular con lo local, por eso trabajamos con los municipios porque creemos que la respuesta está ahí. Nosotros encontramos que Rafaela tiene un trabajo territorial muy avanzado para lo que son los municipios en general. Nos encontramos con una mesa de diálogo ya establecida muy interesante donde empezar a trabajar y es muy fácil. Esa mesa de diálogo fue la que precisamente, decidió priorizar el trabajo con mujeres por la particularidad del desempleo estructural para este grupo y con discapacidad”.

“En función de estos dos grupos, hicimos una convocatoria a empresas que estén interesadas en generar procesos innovadores. Básicamente la cadena de valor inclusiva es una propuesta de abastecimiento sustentable en la cual se le propone al empresario que analice cómo se abastece, de qué manera incorporo los productos y servicios que consume como empresa”, agregó.

En este caso se trabajará con dos proyectos: “mujeres emprendedoras del ámbito textil que ya están en Rafaela Emprende. La idea es avanzar en una propuesta de polos productivos en distintos barrios. Son espacios que aún no están funcionando y la idea es generar nuevas unidades productivas”.

Posts Relacionados