fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

El Pian Chevrolet de Cipolatti volvió a rugir en el Óvalo de Rafaela: “Estaba bajo las llamas y hoy está girando a 180 kilómetros por hora”

“Esas llamas dieron vida a esto que denominamos Proyecto 11. Es la unión de varios emprendedores y artesanos para recuperar la historia y darle vida nuevamente a este auto”, afirmó Collino.

 

En las primeras horas de la tarde del martes 17 de mayo, Leonardo Collino se calzó el buzo antiflama y se subió a la máquina. Los colaboradores empujaron el F1 del Automóvil Midget Club Sunchales que, presuroso, volvió a rugir en el “Templo de la Velocidad”, el lugar que acogió las principales hazañas del auto y su piloto.

Así lo relataron desde Collino Machines Racing, referentes en el proyecto de restauración, desde su cuenta de Facebook. Volvió a rugir el auto de “Chente” Cipolatti, y en las zonas rápidas, se pudieron obtener marcas cercanas a los 180 km/h y un sorprendente comportamiento del chasis en los curvones.

En charla con RADIO RAFAELA, Leo Collino destacó que toda nuestra región está extremadamente ligada al automovilismo y a la historia del automovilismo, “desde la creación de Atlético de Rafaela, del Autódromo. Hace más de 100 años, las primeras carreras, y estamos todos ligados”.

Ese es el contexto en el que surge el Proyecto 11. El auto de “Chente”, “que yo considero símbolo de la ciudad de Sunchales, es un fórmula 1 mecánica nacional. Un Pian fabricado en Las Rosas. Logró sus principales hazañas en el Óvalo de Rafaela”.

► Te puede interesar: Una pareja de la zona peregrina a pie hacia Santiago del Estero

“Este auto, que es símbolo de Sunchales, hace algo más de dos años se incendió en su cobertizo en las instalaciones del Automóvil Midget Club Sunchales y esas llamas dieron vida a esto que denominamos Proyecto 11. No es ni más ni menos que el proyecto y la unión de varios emprendedores y artesanos para recuperar la historia y darle vida nuevamente a este auto”, contó.

“Si bien, nos encanta, nos apasiona la velocidad, los autos de carrera y demás, creo que también simboliza la importancia del trabajo en equipo. Abarca mucho más que la reparación del auto, tiene hasta un compromiso social”.

Leo se hizo presente en el momento del incendio. Cuando lleguó, estaba el auto solo, todavía humeaba por el fuego, le llovía arriba porque el cobertizo estaba destrozado. “Me encontré solo con el auto y sentí pena, dolor, durante aproximadamente tres segundos. Automáticamente se me prendió la lamparita y pensé en la gran oportunidad de darle vida, darle luz al auto, recuperarlo y lograr que sea mucho mejor de lo que era antes del incendio”, relató.

 

La presentación

Finalizados los trabajos de recuperación, este 27 de mayo será presentado en sociedad en la plaza de Sunchales con un gran evento. “Será con escenario, pantallas de led, exhibición de autos clásicos, viene el Club de Autos Antiguos de Rafaela, vienen las baquets de Rafaela”, adelantó Collino.

“Acto seguido, el sábado y domingo, hay algunas oportunidades de que el auto tenga alguna aparición en el ámbito del Turismo Carretera en Rafaela. Para nosotros, eso sería soñado”.

“El auto estaba bajo las llamas, era ceniza pura, estaba todo derretido, y hoy está girando a 180 kilómetros por hora por el Óvalo de Rafaela. El trabajo dio sus frutos y no queremos que se quede acá, queremos que sea contagioso”, contó Leo.

► Te puede interesar: Comienza el juicio contra un pastor religioso acusado de abusar de siete niñas en Santa Fe

El objetivo es contagiar a “poner en valor la historia, honrar a los viejos, entender que siempre tenemos un legado que seguir, ocupar nuestro tiempo incluso hasta fuera del ámbito laboral para llevar adelante este tipo de proyectos”.

 

Nota completa

 

Posts Relacionados