fbpx

El prototipo de Ciclador Automático consiguió la habilitación de la ANMAT para su producción

El equipo fue desarrollado entre la UNRaf, la empresa local INBIO y el CenTec Rafaela con el apoyo del Gobierno de Santa Fe y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación. Se trata de un dispositivo que puede suplir algunas de las funciones de un respirador artificial, con un costo mucho más bajo, que resultará de gran utilidad en los picos de demanda que soporta el sistema sanitario ante el COVID 19 y otras enfermedades respiratorias.

 

El desarrollo de la Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf) en el campo de la ciencia aplicada adquirió un fuerte impulso al recibir a fines de la semana pasada, la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para la producción del modelo de Ciclador Respiratorio Automático desarrollado colaborativamente con la empresa local INBIO y el CenTec Rafaela con el apoyo del Gobierno de Santa Fe y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (I+D+i). Esta autorización representa un avance fundamental para el proyecto que comenzó en el inicio de la pandemia de COVID 19 en la Argentina, con la decisión del rector, Dr. Rubén Ascúa, de poner todo el potencial del equipo de profesionales y científicos del Centro de Investigación Aplicada UNRaf Tec para desarrollar rápidamente, soluciones ante la demanda de insumos y equipamiento de los efectores de salud en la emergencia sanitaria que, durante estos días, está en su nivel más crítico.

La ANMAT es el organismo público que tiene como función proteger a la población garantizando que los productos para la salud sean eficaces, seguros y de calidad. Su certificación es necesaria para iniciar la producción de insumos y equipamiento médico que cumpla con todos los estándares nacionales e internacionales establecidos. Así, esta instancia superada significa que el Ciclador cumple las funciones biomédicas para las que fue diseñado luego de comprobar un desempeño exitoso frente a una serie de ensayos realizados bajo rigurosas normas.

En el inicio del proceso, se presentó un primer prototipo que recibió una serie de observaciones por parte de los expertos de este organismo oficial respecto a las cuales, el equipo de profesionales de la UNRaf, la empresa INBIO y el CenTec lograron las mejoras necesarias. Luego de llevar a cabo satisfactoriamente una nueva serie de ensayos, se realizó una segunda presentación que recibió el visto bueno para que el Ciclador Automático pueda ser producido y comercializado en el territorio nacional.

► Lee también: Récord de infectados: Más de cien nuevos casos de Covid-19 en la ciudad

La autorización de la ANMAT llega tras un complejo proceso de gestión universitaria complementaria al desarrollo científico. El proyecto fue presentado al inicio de la pandemia ante la Agencia I+D+i para su evaluación a cargo de una comisión de 26 expertos. En mayo, esta Agencia dio a conocer los 64 proyectos seleccionados entre los 986 presentados, que contarían con el apoyo económico para su perfeccionamiento. Entre los elegidos estuvo el proyecto de prototipo de Ciclador Respiratorio rafaelino por lo que recibió más de 5 millones de pesos de financiación, luego de lo cual se inició la etapa de autorización para su producción.

 

Desde la UNRaf destacan el fuerte compromiso y esfuerzo demostrado por sus equipos científicos, profesionales y de gestión coordinados por el director del proyecto, Dr. Ing. Luis Silva, que alcanzaron estos objetivos en tiempo récord, demostrando a la vez, los beneficios del trabajo colaborativo y articulado con el sector privado para encontrar soluciones innovadoras a las demandas del territorio, una de las misiones institucionales fundamentales de esta Universidad Pública. Además, el Rectorado a cargo del Dr. Ascúa pone en valor y agradece la predisposición y el profesionalismo brindado por los equipos técnico de INBIO y el CenTec Rafaela.

 

 

Posts Relacionados