fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

El terremoto de México contado por un rafaelino

Escucha el relato completo: Lucas David – Desde Mexico

 

Lucas David relató en LT28 Radio Rafaela la experiencia vivida en el marco del fuerte terremoto registrado en la noche del jueves en México, que ha dejado al menos 32 muertos en el sur del país (23 en el estado de Oaxaca).

Lucas David es rafaelino y vive en la Ciudad de México. Trabaja desde hace un año y medio para Amazon en el área de Tecnología como Responsable de Desarrollo Partners o Canales (Amazon Web Services para algunos países de Latinoamérica).

Comenzó con el relato: «Chiapas está más al sur de la ciudad de México. Anoche (jueves) llegué a casa tarde de la oficina, me acosté y a los 15 o 20 minutos me desperté con mi casa moviéndose para todos lados. Parecía una casa de papel, los ruidos era lo que más asustaban. No quedó más que aguantar el minuto y un poco más que duró, y luego evacuar”.

“Entiendo que después del terremoto del ‘85 todos los edificios deben estar preparados con medidas antisísmicas. Yo estoy aquí hace un años y medio. Me tocó uno el año pasado pero seguí durmiendo. Este de anoche (jueves) fue el más importante de los últimos cien años… La verdad es que en Ciudad de México no hubo daños graves, sólo daños menores”.

“Las casas están preparadas con un sistema que se mueven al paso del terremoto y los edificios están construidos con materiales livianos para que acompañen el movimiento y no sufrir roturas en ese proceso”, dijo Lucas.

“Leí en el diario que hubo más de 200 réplicas. Yo sentí una sola anoche (jueves) luego de subir a mi casa después de la evacuación. Sentí una pequeña que no llegó a medio minuto. El problema es que se está esperando una grande”, relató.

Explicó que “la ciudad de México está totalmente normal. La mañana (de viernes) fue tranquila, no había tráfico, parecía un sábado a la mañana. Ahora (por la tarde) el tráfico está recuperado y la gente está en la calle sin ningún problema”.

“Por lo que vi en redes sociales y medios online, la gente de la zona más afectada está en situación de emergencia y están pidiendo que aportemos todo lo que podamos para ayudarlos”, relató Lucas. “En ciudad de México todos estamos en una situación de no saber si vamos a tener que evacuar por una réplica. Pero estamos trabajando normalmente”.

Además, contó: “La única recomendación que yo recibí, especialmente de mis compañeros de trabajo ya que este es mi primer sismo grande desde que estoy acá, es tener un kit de emergencia (linterna, agua…) por si llega a pasar algo”.

“Los terremotos no se pueden prevenir. Esperamos que no suceda esa replica que se espera y que, si sucede, sea hoy (viernes). No hay otra cosa que el gobierno o las empresas estén comunicando”.

“Estamos en emergencia. Yo anoche (jueves) dormí vestido por si tenía que evacuar el edificio. No escuche ninguna alarma, cuando me desperté solo sentí cómo crujía mi casa, cómo las puertas se movían. Cuando reaccioné, era un terremoto grande y solo se escuchaban sirenas de ambulancias de policías de los protocolo de emergencia”.

“Yo no estoy en el centro de la Ciudad de México. Vivo un poco más afuera y más arriba, unos 200 o 300 metros. Pero entiendo que en la parte más baja sonaron las alarmas unos 10 o 20 segundos antes del terremoto fuerte”.

Cuando el equipo de Hoy y Mañana le consultó qué pensó en ese momento, respondió: “en el edificio donde estoy yo hay muchos extranjeros Lo único que sabía que tenía que hacer era resguardarme para que no se me pueda caer nada encima y esperar a que termine el terremoto para bajar. En ese momento las escaleras eran un caos, muchos chicos llorando. Una vez que pasó, toda la gente se tranquilizó”.

“El lugar adonde vivo tiene 11 edificios. Muchos mejicanos decidieron irse, pero por lo general lo que hacen ellos es juntarse varias familias en una casa. El resto, cuando la seguridad nos dio el ‘OK’, volvimos a nuestras casas e intentamos dormir, que es lo más difícil”.

“Todos te dicen que cuando estás en un piso alto tenés que esperar a que termine el movimiento. Si la escalera se llega a romper es un problema”. Finalizó diciendo: “mi familia y mis amigos sabes que estoy bien, todos se contactaron a la madrugada y saben que estoy en perfectas condiciones”.

Posts Relacionados