fbpx

El turismo expuso su crítica situación y la falta de respuestas a los reclamos

Ayer por la mañana en las instalaciones del Centro Comercial e Industrial, representantes de la Cámara de Agencia de Viajes y Turismo en conjunto con el sector de gastronómicos-hoteleros expusieron la crítica situación. Afirmaron que las ayudas recibidas hasta aquí son insuficientes.

 

En la mañana de este viernes, en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela, autoridades de la Cámara de Agencia de Viajes y Turismo en conjunto con el sector de CAPHREBAR llevaron adelante una conferencia de prensa donde visibilizaron la situación del sector turístico que incluye a gastronómicos y hoteleros.

Desde hace meses están pidiendo por la Ley de Emergencia Turística y la apertura de la actividad respetando los protocolos en el marco de la nueva normalidad impuesta por la emergencia sanitaria.

Encabezaron la conferencia de prensa Eduardo Tomassi, Agustín Arece y Jorge Bartonioli, por agencias de viaje; Juan Ocampo por Transporte de Turismo; Silvina Imperiale, presidenta de CAPHREBAR; y José Frana, presidente de la Comisión de Comercio y Servicio del CCIRR.

La provincia de Santa Fe actualmente cuenta con 830 hoteles y 1300 establecimientos gastronómicos, mientras que el número de agencias de turismo está alrededor de las 600 indicaron en la exposición.

En el inicio de la conferencia Tomassi manifestó que “aquí están representados como pocas veces todos los actores del turismo de la ciudad de Rafaela y de su gran región, los verdaderos protagonistas. Todos los días escuchamos que el turismo significa el 10% del PBI, también escuchamos que damos empleo a más de 1.500.000 de personas; que vamos a ser la locomotora que va a reactivar la economía de nuestro país. Lamentablemente a todos estos elogios no se corresponden los aportes y las medidas para ayudarnos; hace seis meses muchas de nuestras actividades tienen las puertas cerradas. La facturación es cero y en algunos casos particulares es muy pequeñita y no alcanza para cubrir los gastos mínimos de funcionamiento”, precisó el presidente de la CAVYT. Y agregó: “han pasado seis meses, pero nosotros estamos convencidos que falta mucho más para trabajar de la manera que lo hacíamos en el mes de febrero”.

► Lee también: 7 de septiembre, Día del Metalúrgico: UOM Rafaela saluda a sus afiliados

Por su parte Silvina Imperiale, presidenta de la Cámara de propietarios de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y afines de Rafaela, sostuvo que “la realidad de nuestro sector ya es algo que venimos comentando de manera constante; es de mucha angustia, de mucha incertidumbre y de una facturación en la parte hotelera de prácticamente cero y en la parte gastronómica se está pendiendo de manera nominal de la cantidad de tickets. Es de un 40% respecto a lo que se facturaba antes de la pandemia. La gastronomía tiene un problema adicional que son los elevados costos de los alquileres para muchos de aquellos que llevan adelante un emprendimiento, pero además implica el trabajo de mucha mano de obra; a la gastronomía no la podemos reemplazar por máquinas ni cosas automáticas. La gastronomía es eso, es mucho trabajo y mano de obra”.

“Lamentablemente nuestro sector se ha visto especialmente golpeado por toda esta situación de la pandemia, desde el minuto 0, desde el 17 de marzo -porque la gastronomía fue lo primero que se cerró en nuestra ciudad-, y el 19 de marzo todo el sector turístico por una resolución del Ministerio de Turismo de la Nación, en donde las agencias de viajes tuvieron que devolver el dinero de los viajes que la gente había comprado”, contó Imperiale.

Por otra parte la presidenta de CAPHREBAR dijo que las autoridades les dicen “abrí si podés hacerlo, es verdad porque desde abril, mediados de mayo la hotelería pudo retomar las actividades, pero la pregunta es para quien, si no tenemos viajantes porque hay restricciones de movilidad, porque no hay micros, no hay vuelos, entonces no hay viajantes, no hay eventos…¿para qué vamos a poner en marcha un establecimiento que cómo mínimo de arranque tiene entre 5 y 7 empleados, luminarias, calefacción? No lo podemos sostener y día a día tenemos más deudas. Avizoramos un futuro negrísimo porque no tenemos certezas de absolutamente nada, porque los compromisos están, los trabajadores están…hace algunos días asistimos al cierre de un clásico de nuestra ciudad, Tupambaé, 33 años de trabajo, el comedor Susana 44 años de trabajo y hay un montón de pequeños establecimientos gastronómicos que tal vez no son tan populares que también cerraron sus puertas y no lo pudieron sostener. La situación que atravesamos como sector es de una profunda crisis donde sí necesitamos la asistencia del Estado. Somos generadores de empleo, somos aquellos que traemos los dólares frescos que nuestro país necesita. Sin vuelos estamos caídos del mundo”, enfatizó.

 

 

Diario La Opinión

Posts Relacionados