fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Emocionante: le propuso casamiento a su novia antes de un trasplante por si su nuevo corazón no la amaba

A pesar de su corta edad, la historia de Brooklyn Peakman, un futbolista de 20 años, es verdaderamente impactante y conmovedora.

Primero, el joven estuvo técnicamente muerto durante 17 minutos tras haber sufrido un accidente cerebrovascular. Luego, cuando una cirugía de válvula se complicó, quedó en coma.

Si bien en ese momento a su familia le dijeron que era poco probable que se recuperara, Brooklyn superó la adversidad, se recompuso y salió de su estado. Sin embargo, después de eso, los médicos le indicaron que necesitaba un trasplante de corazón urgente.

► Te puede interesar: Insólito video: lo «cachó» bailando con otra mujer y lo agarró de las orejas

Una ​emocionante historia de amor

El arquero está de novio desde hace un par de años con Ellie Spencer, una joven que hoy tiene 18 años. De hecho, pasó el encierro que provocó la pandemia de coronavirus junto a ella y a su madre Kelly, publicó The Mirror.

Por eso, en honor al gran amor que sienten el uno por el otro, en cuanto se enteró de que necesitaba un nuevo corazón quiso formalizar el vínculo con su novia. «Le dije a Ellie que sería mejor que nos comprometiéramos, en caso de que mi nuevo corazón no la amara», contó.

Afortunadamente, admitió en diálogo con el medio, su nuevo corazón la ama tanto como el anterior.

“No puedo esperar a verla caminar por el altar y llamarla mi esposa. Será un día que no pensé que llegaría a ver”, afirmó sobre el futuro casamiento.

Cuál es el problema de Brooklyn

El joven, que jugó para el Prestatyn Town, un equipo del norte de Gales, nació con un defecto cardíaco y tuvo dos operaciones al día siguiente de llegar al mundo.

Ocurre que los dos vasos sanguíneos principales de su corazón estaban al revés y le enviaban la sangre en direcciones equivocadas.

Durante las semanas previas a recibir un nuevo órgano, cirugía que se concretó el mes pasado en el Hospital Queen Elizabeth de Birmingham, en Gran Bretaña, tuvo que pasar por la angustia de esperar dos operaciones que no pudieron concretarse.

La primera fue cancelada cuatro horas después de haber comenzado, cuando el pecho de Brooklyn ya estaba abierto pero el corazón del donante comenzó a fallar. La segunda se frenó poco antes de ingresar al quirófano ya que el órgano no era compatible.

Por suerte, la tercera fue la vencida y Brooklyn fue operado exitosamente el pasado 17 de marzo, el Día de San Patricio, por lo que según The Mirror llama a su nuevo órgano «Paddy», el diminutivo de Patricio.

El pedido de matrimonio

Cuando el joven estaba en silla de ruedas, a punto de entrar en la operación, le pidió formalmente casamiento a Ellie, a quien conoció cuando estaba en la escuela secundaria.

«Él sonrió cuando dije que sí, creo que lo relajó. Estaba bastante ansioso después de haber estado tan cerca de la muerte. Quería que bajara para su trasplante sabiendo cuánto lo amaba. Mi enfoque por ahora es lograr que se recupere por completo», relató la joven.

El futuro de Brooklyn

Por su parte, Kelly, que también es mamá de Harrison (15) y de Maggie May (18), hermanos de Brooklyn, sostuvo: “Me quedé sin aliento cuando los médicos dijeron que tendrían que desconectar el soporte vital. Los médicos notaban tanto daño que no podían ver cómo podría sobrevivir. Pasamos por un sube y baja de emociones, preocupados de que pudiera declinar y ser eliminado de la lista de trasplantes».

Hoy, y a pesar de que la cirugía fue exitosa, el joven admite que no podrá volver a jugar al fútbol. Sin embargo, no descarta la esperanza de poder ser entrenador.

“Es un golpe, pero tengo un corazón nuevo. Significa que podré hacer muchas cosas que no podía hacer antes de mi operación”, concluyó.

 

Fuente: Clarín

Posts Relacionados