En menos de dos meses robaron tres veces en una fiambrería

SAN FRANCISCO.- El propietario del negocio ubicado en calle 9 de Septiembre cree que los autores fueron los mismos en todas las oportunidades. Este miércoles les robaron mercadería y elementos por un valor aproximado de 45 mil pesos.

 

Por tercera vez en lo que va del año, un comercio dedicado a la venta de quesos y fiambres fue el blanco elegido por los delincuentes: «Cáscara Colorada», tienda ubicada en 9 de Septiembre 2210 sufrió un nuevo robo en la madrugada de ayer miércoles.

José Mazariego, propietario del comercio se mostró indignado por lo que ocurre ya que el comercio es la tercera vez que sufre el accionar de la delincuencia, el comerciante contó a LA VOZ DE SAN JUSTO y AM 1050 lo sucedido ahora «en un mes y medio es la tercera vez que nos roban, nos sustrajeron toda la mercadería que habíamos comprado teniendo en cuenta que se acerca del Día de San Valentín, esperábamos contar con una buena venta y nos robaron todo».

Mazariego cuenta que en esta oportunidad se utilizó el mismo método de las veces anteriores, forzar la cerradura de la puerta del comercio: «Le hacen fuerza hasta que logran que salte la cerradura y de ese modo entra, creo que actuó más de una persona porque uno solo no se puede robar todo».

En esta ocasión, los malvivientes se apoderaron de hormas de queso de gran tamaño y por eso la sospecha del propietario. «Por el tamaño a lo sumo podés llevar dos por persona. Fueron tres hormas de queso Fontina, cuatro de queso Holanda, queso en barra, panceta, bondiola, jamón crudo, una cuchilla, una computadora con el registro de los proveedores en donde llevábamos el control de las ventas. La balanza no se la pudieron llevar aunque ya la habían desenchufado y se ve que no le dieron los tiempos, un rallador de queso, dinero que quedó en la caja es el cambio y no te lo podes llevar todos los días», expresó.

Mazariego justipreció lo sustraído en unos $ 45.000 de mercadería sin contar el valor de la computadora, del rallador y la cuchilla que vale unos tres mil pesos.

El comercio antiguamente funcionaba como pastelería y desde que cambió de rubro fue atacado por los delincuentes. «Nosotros hace dos años atrás comenzamos con una pastelería, en enero decidimos cambiar el rumbo del negocio, con unos ahorros que teníamos y a partir de allí comenzó todo», contó el comerciante.

Mazariego cree que los autores de los robos son siempre los mismos: «las tres veces el robo fue igual, el comentario que hay es que serían personas que residen en un barrio cercano y que tendrían a maltraer a todo el sector».

 

El historial

En los primeros días de enero, los malvivientes en su primera incursión se apoderaron de tortas que había para la venta, una balanza electrónica y dinero en efectivo que había en el local. En la segunda incursión, ocurrida varias semanas más tarde, los cacos se llevaron dos balanzas electrónicas, la totalidad de los cuchillos, dinero en efectivo que había quedado en la caja y que estaba guardado en el local y un bolso con herramientas. Precisamente Mazariego cuenta que una cámara de seguridad del sector registra cuando uno de los ladrones se dirige hacia el sector de las vías férreas con el bolso de herramientas en sus manos.

Los dos primeros robos ocurrieron a las 2.40 de la madrugada, en tanto que este último se estima que podría haber en un horario similar: «Nosotros estamos aquí hasta las 23 y venimos cerca de las 9. Esta mañana (por ayer) cuando llegué me encontré con este nuevo robo».

El comerciante acota que «casi no vemos a la policía en el sector, anoche (por el martes) vi pasar a motos que iban a toda velocidad, pero por aquí que estén patrullando no se los ve».

 

Fuente: La Voz De San Justo

Te puede interesar