fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Estremecedores detalles revelados por la hermana del «Ruso» que se cree Jesucristo y secuestró a su hijo

La mujer también se refirió a la relación del Adrián Zaitsev con Érik, el niño de 8 años que busca la Policía luego de que se lo llevara su padre.

 

Preocupada, aunque convencida de que no le pasará nada a Érik, de 8 años, secuestrado por su padre Adrián Zaitsev, un prófugo ruso, que se lo llevó de su casa de Añelo, en Neuquén. Así admitió la tía del nene y hermana del sospechoso, quien negó a la vez conocer dónde podrían estar ambos.

«Es mi hermano mayor», relató la mujer, rodeada de su esposo y otros familiares, entre ellos dos niñas. Aseguró que Adrián tiene problemas psicológicos y que «hay días que sí está bien y otros que no».

En este sentido, indicó que no cree que vaya a hacerle daño al niño, a quien se llevó de la casa en Añelo donde vivía con unos tíos; pero que teme por su integridad: «No sabemos si el nene esta pasando hambre».

► Te puede interesar: Insólito: un prófugo que dice ser Jesucristo es intensamente buscado por el secuestro de su hijo de 8 años

Al ser consultada si tuvo contacto con su hermano, Elena dijo que hace un tiempo que no lo ve y que desde que pasó lo que pasó, «él no se puso en contacto».

«Hasta ahora no sabemos nada de él ni dónde está. No tengo su número para comunicarme», indicó la mujer.

Adrián se instaló en la zona de Vaca Muerta por 2014. Cuatro años después, viajó con su familia a Bolivia, donde comenzó a predicar ser el mesías. Luego, en 2020, cayó detenido por violencia familiar por haber golpeado a su esposa, aunque intentó fugarse en dos ocasiones.

Tras recuperar la libertad, Adrián fue a vivir con familiares a Fernández de Oro, pero se peleó con ellos y su padre lo echó de su casa. Así fue cuando comenzó a deambular por la chacras hasta que usurpó una en esa misma localidad e instaló un colchón en un galpón, que fue allanado con resultados negativos.

«De principio estaba todo bien, pero después no sé que le pasó. Empezó a extrañar a los chicos y que no lo dejaban ver al nene, hasta que pasó lo que pasó», relató Erica, quien se enteró por la hermana de su cuñada, a cargo del niño.

Y señaló: «Entiendo que extraña a su familia, pero no es bueno lo que hizo de llevárselo. Discutí y lo eché de mi casa. Le decía que cuando esté bien, era bienvenido a mi casa y que se corte el pelo».

► Te puede interesar: Lamentable: murió una turista en Córdoba tras sufrir un infarto, sin saber que tenía Covid

Posts Relacionados