fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Intensifican la campaña «Un tarrito de agua» para los perros de la calle: ¿cómo detectar un golpe de calor?

Como dueño de una mascota, en estas fechas es fundamental estar alerta ante las señales para detectar un golpe de calor a tiempo.

 

Ante la ola de calor que se está padeciendo en las diferentes ciudades y localidades de la región, los proteccionistas piden a los vecinos colocar recipientes con agua fresca en el frente de sus casas para los perros de la calle y evitar que sufran un golpe de calor.

¿Qué mascotas se ven afectadas por los golpes de calor?

  • Las mascotas de edad más avanzada;
  • Las mascotas que tienen sobrepeso;
  • Las mascotas que sufren problemas respiratorios o de corazón;
  • Mascotas que tienen la nariz chata (braquicéfalos);
  • Mascotas que no tienen acceso a agua fresca o a estar a la sombra.

¿Cuáles son los síntomas para detectar un golpe de calor en mi mascota?

Para saber si tu mascota sufre un golpe de calor, tenés que observarla y estar pendiente de ella durante los días con las temperaturas más altas. Es fundamental que estés alerta ante las siguientes señales para detectar un golpe de calor a tiempo:

  • Está confusa, tiene ansiedad y muestra aturdimiento;
  • Saliva excesivamente, fuertes jadeos y gemidos, encías muy rojas;
  • Tiene la piel caliente al tacto o incluso tiene convulsiones;
  • Le aumenta el ritmo cardíaco;
  • Presenta diarrea;
  • Se tambalea y se cae;
  • Se tumba y es reacia a volver a levantarse.

► Te puede interesar: La luz en medio de la oscuridad: en pandemia, Martina nació cincomesina y hoy crece sanamente

 

¿Qué hacer ante un golpe de calor en mascotas?

Ante la duda, llevá a tu perro a la veterinaria más cercana; siempre debe ser la primera opción. Pero si no es posible por cualquier motivo, lo primero que tenés que hacer es conseguir que su temperatura baje:

  • Podes refrescarlo con agua (no puede estar fría) a través de paños húmedos;
  • Abanicarlo o colocarlo cerca de un ventilador;
  • Ofrecerle cubitos de hielo para que los chupe;
  • Mantenerlo hidratado ofreciéndole agua constantemente;
  • Las almohadillas son el sistema de autorregulación de los perros, por lo que sería bueno humedecerle la zona junto con el hocico, la cabeza, cuello y axilas.

Posts Relacionados