fbpx

«La grieta norteamericana es mucho más agresiva que la argentina, Trump se opone a entregar el poder del Estado»

Andrés Malamud es politólogo y académico y, desde Portugal, analizó la realidad política de Estados Unidos y las repercusiones que tendrá en nuestro país.

 

Por RADIO RAFAELA, explicó que “en Argentina tenemos una base geográfica, sabemos que las provincias centrales votaron mayoritariamente a Juntos por el Cambio mientras que las provincias del norte y patagónicas votaron principalmente al Frente de Todos. Aun así, las diferencias fueron minúsculas y no hay un contraste étnico. Si caminas por la calle, es muy difícil que sepas a quien votó una persona por el aspecto fenotípico”.

En cambio, “en Estados Unidos es mucho más simple determinar la probabilidad del voto en función del aspecto físico, el color de la piel y el lugar donde vive. La división urbana/rural es marcadísima, con los demócratas ganando las ciudades y los republicanos ganando en las zonas no urbanas”.

Con la victoria de Biden, el politólogo aseguró que era esperable la reacción de Trump. “Estamos viendo que el partido republicano se divide entre los que siguen con la postura caprichosa y los que se comportan de manera institucional diciendo que tiene que conceder la derrota preparándose para la transición. Esto no es sorpresa. Trump retacea el poder del Estado, se opone a conceder la derrota y a entregar el poder, así que es mucho más agresiva la grieta norteamericana que la argentina”.

Esta grieta, “tiene base en la gente, la sociedad estadounidense está profundamente dividida. Los sectores blancos anteriormente vivían bien con un salario mediocre, y eso se terminó, por lo que siente que su país está siendo capturado por las minorías identitarias: las mujeres, los negros, los latinos, las elites. Se revelan contra eso, creen que deberían estar mejor y ven que otros les roban los lugares por lo que están peor”.

► Lee también: Biden: «Voy a ser el presidente de todos»

Trump se alimenta de este malestar y lo realimenta”. De hecho, Malamud sostuvo que “Trump es un producto de esa división y, a su vez, la fortalece y potencia. Es muy difícil imaginarse una gran conflagración nacional, es muy factible que en diferentes ciudades y suburbios haya enfrentamientos incluso armados. Este es un detalle no menor, en EEUU hay derecho a llevar armas, que son ametralladoras. El nivel de locura que hay en un porcentaje importante de la población norteamericana no lo podemos imaginar en Argentina”.

En estos momentos y en el marco de los conflictos actuales, Estados Unidos “enfrenta un gran desafío en términos de estabilidad democrática y, sobre todo, de paz social porque es una sociedad armada y con niveles de violencia altísimos. Es una sociedad muy violenta para ser desarrollada”.

 

El impacto en Argentina

“Lo que pase en EEUU va a tener dos impactos. Uno directo, definido por el ministro de Economía, porque va a ser quien defina lo que Argentina empieza a negociar con el Fondo Monetario. No es tanto el presidente, si no el secretario del Tesoro, que todavía no está claro quién va a ser”.

“El segundo impacto es indirecto a través de Brasil. Bolsonaro está muy pendiente de Trump, era su principal apoyo externo, y podría entrar en zona de turbulencia a perderlo. La estabilidad brasileña le resulta indispensable a Argentina”.

“Nosotros tenemos que hacer los deberes en casa, independientemente de las elecciones en otros países. Hay que llegar a acuerdos para resolver los problemas estructurales”.

 

Entrevista completa: 

 

 

Posts Relacionados