fbpx

La Provincia con representantes gastronómicos analizaron medidas por la pandemia de CoVid 19

Ante el agravamiento de la situación sanitaria en el sur santafesino, el objetivo fue delinear propuestas para minimizar los efectos negativos sobre las actividades económicas.

Los ministros de Gobierno, Justicia, Derechos Humanos y Diversidad, Esteban Borgonovo; de Salud, Sonia Martorano; y el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Roberto Sukerman, se reunieron con representantes de los sectores gastronómicos y heladeros de la ciudad de Rosario para analizar el agravamiento de la situación sanitaria por la pandemia de Coronavirus. En este marco, evaluaron propuestas para minimizar los efectos negativos de las restricciones sobre la economía.

Durante el encuentro, del que también participaron funcionarios de la Municipalidad de Rosario, las autoridades ofrecieron un informe pormenorizado del impacto de la pandemia en los últimos días, y explicaron que este agravamiento de la situación obligó a tomar medidas, que no implicaron un cambio de fase para no perjudicar la actividad económica, pero que tuvieron un inevitable impacto sobre ciertas actividades comerciales, sobre todo por la restricción horaria.

Tras la reunión, Borgonovo manifiestó que se informó el panorama sanitario actual, refiriendo que “las situación se ha agravado, sobre todo el indicador de ocupación de camas nos preocupa porque hasta ahora venía siendo controlado y nos permitía tener una libertad económica distinta pero en los últimos quince días se complicó bastante”.

“Somos conscientes de las dificultades que esta disposición causa por eso recibimos a los representantes para escucharlos y nos dejaron sus inquietudes que vamos a evaluar”, agregó el ministro. Y afirmó: “Vamos a trabajar con la Municipalidad para evaluar la curva de movilidad y volveremos a trabajar sobre el tema en los próximos días”.

Por último resaltó que desde el Estado provincial “tenemos toda la predisposición de ir hasta donde la situación sanitaria nos permita. Santa Fe desde el inicio ha demostrado una actitud de apertura, por lo que esa misma vocación permanece”.

Por su parte, la ministra Martorano ofreció un informe en base a cifras, estadísticas, gráficos y proyecciones, y a partir de su propia experiencia recorriendo hospitales. La ministra de Salud afirmó que el mayor problema actual es que crece la ocupación de camas: “Rosario tiene una ocupación del 81% en el sector público y del 72% en el privado”.

Por su parte, el representante de la Asociación Gastronómica y Hotelera de Rosario (Aehgar), Carlos Mellano, agradeció la oportunidad de poder plantear la situación del sector y de trabajar en conjunto: “No discutimos las medidas de restricción ni negamos la gravedad de la pandemia, solo queremos buscar un equilibrio, porque con la restricción horaria se nos complica la subsistencia”, señaló el dirigente, al tiempo que entregó una propuesta que será evaluada por las autoridades.

Además, el titular de la Cámara Industrial y Comercial del Helado Artesanal (Cicha), Ciro Cacciabue, señaló que su sector “no discute medidas sanitarias” pero necesitan ayuda del Estado para soportar una situación que se les está tornando muy difícil. “El sector tiene más de dos mil empleados y se nos complica el pago de sueldos, impuestos y servicios”, señaló el dirigente, que participó acompañado del secretario de la institución, Juan Carlos Perrone.

PRESENTES
Por la Municipalidad de Rosario estuvieron presentes los secretarios de Salud, Leonardo Caruana; de Desarrollo Económico y Empleo, Sebastián Chale; y de Gobierno, Gustavo Zignago. También participaron de la reunión los dirigentes de Aehgar David Feigín y Martín Sosa.

Posts Relacionados