fbpx

La República no golpea la puerta de los jueces

Nadie desconoce que la protesta social es un síntoma de vigor democrático, la cuestión es cuando se llegan a límites reñidos por la democracia.

 

Días pasados, en nuestra ciudad, presenciamos un hecho inédito y lamentable como fue el escrache en el domicilio de uno de los jueces de la Corte Suprema, máximo tribunal e intérprete de la constitución y de las leyes que en su consecuencia se dictan.

Sabemos que la República exige la división de poderes, que la justicia opera como un contrapeso republicano y que una de las funciones del Poder judicial es la de controlar a los otros dos poderes en relación a los actos de gobierno que realizan.

Sin embargo, así como algunos creen que la mano invisible debe manejar la economía y dejarla libre, sin injerencia, lo mismo debe pasar con los jueces y su conciencia. El Estado de derecho dota a los jueces de jurisdicción, que es aquella potestad que se le confiere a ciertos órganos (jueces) para que mediante la sentencia resuelvan cuestiones sometidas por los justiciables. Ese camino debe ser el que los jueces deben perseguir sin presiones.

En un Estado de Derecho, hay que suscribirse a lo que dicen las leyes y no a la voluntad de las personas que dicen “amarlas”, si bien las fuentes de derecho son más, en todas juega la libertad de pensar de los jueces, libertad que al igual que el resto de los mortales no puede ser cercenada por ningún poder de policía de ningún Estado.

Es por eso que como bloque repudiamos cualquier actitud anti democrática que ponga en peligro la libertad de desenvolvimiento de los magistrados y el ejercicio normal de las instituciones.

 

Jorge Muriel por RADIO RAFAELA

Luego de que los concejales del PJ dieran a conocer el comunicado, RADIO RAFAELA dialogó con el edil Jorge Muriel. Este sostuvo que “el escrache no es contra una vivienda, sino es un atentado a toda la familia”.

El concejal hizo referencia al momento que vive el país. “No hay respeto. Somos defensores de la democracia y estamos convencidos que los canales para resolverlo son otros. En cuatro años hay elecciones y allí la gente podrá manifestarse”, manifestó.

“En 30 años de gobierno justicialista en la ciudad nunca hemos convalidado ningún tipo de escraches, hemos sido receptores de ellos”, dijo. Agregó que “es la peor de las manifestaciones porque el escrache no es contra una vivienda sino contra la familia que vive en ella y fundamentalmente es un atentando a la democracia”.

La democracia se construye con las instituciones, con las personas, entre todos y en este momento la intolerancia es terrible y en el comunicado sostenemos que las leyes hay que respetarlas, no hacer con ellas lo que uno quiera como los que dicen amarlas”, declaró.

“Estamos viviendo un momento muy difícil y parece que no hay respeto a la representatividad de las autoridades que fueron electas y que tienen la representación de un sector. El tema está personalizado y viene de tiempos inmemoriales”.

«No convalidamos ningún tipo de escraches, somos defensores de la democracia y los canales para resolver las cuestiones son otros. Todo el arco político se expresó porque la acción es repudiable, hay otros canales para resolverlo y el poder fundamental lo tiene el votante que el año que viene vuelve a decidir cómo se conforman las Cámaras, como se conforman los Concejos, la oportunidad la tenemos cada dos años”, manifestó.

Además, reiteró que “hay que creer en la Justicia porque la alternativa es la justicia por mano propia”, y señaló el escrache y el apriete a los periodistas en referencia al destrato que recibió un trabajador de este medio el pasado lunes en la Plaza 25 de Mayo. El concejal expresó su solidaridad.

 

Entrevista completa:

 

Posts Relacionados