fbpx

Las personas que “no cumplan con el aislamiento obligatorio por presentar síntomas o tener COVID positivos son fáciles de sanción penal”

El jefe de los fiscales de la Fiscalía Regional V, Diego Vigo, habló en la mañana de este miércoles con RADIO RAFAELA y aclaró que el no cumplimiento de las restricciones puede llevar a consecuencias penales para el autor de la infracción. Además,  también aseguró que tendra consecuencia penales los empleadores o empresas que obliguen a trabajar a los empleados con síntomas o COVID positivo.

 

El fiscal regional de Rafaela, Diego Vigo, afirmó esta mañana que están en contacto con todos los municipios del territorio y resaltó que es importante que “la gente internalice cuál es la actual situación que vive el sistema sanitario, la necesidad de cumplir con la normativa. Es cierto que hay cierto cansancio, pero lamentablemente es ley y debe cumplirse”.

► Lee también: Por el paro de FESTRAM y feriado, habrá modificación en los servicios municipales

En ese caso, aclaró que el código penal establece figuras delictivas que “en el caso que nos convoca de la seguridad sanitaria son las que se denominan leyes penales en blanco, es decir que se completan con disposiciones de los poderes ejecutivos”.

“Vivimos situaciones cambiantes, de mayor o menor restricción, pero las fuerzas policiales y el Ministerio Público de la Acusación somos quienes debemos hacer cumplir estas reglas”, agregó Vigo.

Si se da la aprehensión en flagrancia de personas que no pueden justificar el tránsito o personas que debiendo cumplir el aislamiento obligatorio por presentar síntomas o tener COVID positivos son fáciles de sanción penal

Volvió a destacar la necesidad del cumplimiento de las normas ya que “tenemos la pandemia instalada”, por eso mismo pidió extremar las medidas para evitar la propagación de la pandemia.

 

Comunicar la situación ante un resultado positivo de COVID

Aclaró que todas las personas que tengan síntomas tiene la obligación de comunicarse con las autoridades sanitarias. También, en el caso de ser empleado, corresponde informar a los empleadores y tendrán que cumplir por ley con el aislamiento obligatorio. En esa misma línea, los empleadores tienen que a su vez cumplir con los protocolos de seguridad sanitaria.

Asimismo, especificó que en el caso de que un empleado sea obligado a trabajar con síntomas compatibles al coronavirus, ese trabajador está “sufriendo el delito de coacción”, lo que implica que esa situación tiene que ser denunciada.

“Una pena excarcelable de 6 meses a 2 años y es mayor el reproche en el caso de la persona que viola las medidas sanitarias dispuestas por las autoridades competentes. Se aplica una multa por el ánimo de lucro que lleva a cometer ese delito”, finalizó Vigo.

 

Nota completa

Posts Relacionados