fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Las rutas nacionales 11, 33 y 34 son las que más fallecidos tienen en los últimos cinco años

Más de 1.500 personas perdieron la vida en distintas trazas viales que atraviesan la provincia durante el mismo período. Deterioros, reclamos y promesas de mejoras que no llegan

 

De 2017 a lo que va de 2022 hubo más de 1.500 fallecidos en autopistas y rutas de Santa Fe, tanto provinciales como nacionales. De ese total resulta que las rutas que mayor cantidad de muertos en accidentes viales presentan son nacionales: la 11 (10,24%), la 34 (5,34%) y la 33 (4,34%), en ese orden. De las provinciales, la autopista Rosario-Santa Fe y la 1 son las que más fallecidos tienen; en ambas se dieron picos el año pasado: mientras que en la autopista hubo 16 muertes y casi se iguala la cantidad de 2018 (17 fallecidos), en la ruta 1 se dieron 15 fallecimientos, la mayor cantidad en los últimos cinco años.

Los datos se obtuvieron a partir del conteo que realiza el observatorio de la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

En el desglose de las tres rutas más peligrosas, que se mantienen en los primeros puestos cada año en cuanto a cantidad de fallecimientos, la 11 presenta como vehículos más involucrados en accidentes a motos, autos y bicicletas, y los hechos ocurren con mayor frecuencia en las franjas horarias que van de 18 a 24 y de 0 a 6; en la 34, autos motos y camiones son los vehículos que más siniestros portagonizaron, en las franjas horarias que van de 6 a 12 y de 0 a 6; mientras que en la 33, se repiten los mismos vehículos que en la 34 como actores principales de los accidentes, aunque la franja horaria varía: de 6 a 12 y de 18 a 24 son los horarios en los que dio la mayor cantidad de accidentes en los que se reportaron fallecidos.

► Te puede interesar: Fuerte impacto entre dos autos dejó como consecuencia que uno de ellos termine en la vereda

El dato positivo es que si se aplica un corte entre el 1º de enero y el 30 de abril, en 2022 se registró la menor cantidad de fallecidos en los últimos cinco años, con 83 decesos, sacando 2020, año en el que se declaró la pandemia de coronavirus, en el que hubo 80.

 

La 34, más conocida como «ruta de la muerte»

La ruta nacional 34 “Martín Miguel de Güemes” es un corredor que vincula Rosario con Bolivia y en varios puntos de su traza posee sectores con altos índices de siniestralidad. Una combinación de sobrecarga de tránsito -en particular de vehículos pesados para el transporte de mercancías- y el mal estado general de la infraestructura fueron la causa de un largo historial de accidentes con víctimas fatales que llevó a los usuarios a denominarla “la ruta de la muerte”.

En los 400 kilómetros que comprende en jurisdicción santafesina los puntos más conflictivos se relacionan con el paso de la traza en las grandes urbes, donde se concentra mayor cantidad de tránsito y, de acuerdo a la época del año, la situación se agrava en la medida en que se incrementa el acarreo de mercancías hacia los puertos santafesinos.

En las últimas décadas y con la aparición de las redes sociales fueron los vecinos y usuarios quienes, sensibilizados por la gran cantidad de incidentes con víctimas fatales, se encargaron de visibilizar la problemática a través del conteo de siniestros y fotografías para denunciar, y al mismo tiempo advertir, sobre el mal estado de la cinta asfáltica.

► Te puede interesar: En un hecho dudoso, le dispararon en la cara a una mujer en Colastiné Norte

Una mención especial merece el gran impacto por la modificación del modelo de producción agraria en la región que atraviesa la ruta que, de la mano del monocultivo de soja y la eliminación de otros sembrados y arboledas, generó que en temporadas de lluvia los comportamientos aluvionales de los canales de escorrentía inunden numerosos kilómetros de ruta en diversos puntos. Esto hace que, con frecuencia, cuando los índices de lluvia son abundantes, el corredor sea inhabilitado por las autoridades viales y los usuarios deban recurrir a rutas alternativas.

Luego de muchos años de evaluar proyectos, en 2005 comenzó la transformación en autovía del tramo de ocho kilómetros que atraviesa la ciudad de Rafaela. Luego, con diversos matices en los tiempos de asignación y ejecución de trabajos, se fueron construyendo tramos de autopista hacia el sur. En ejecución hay varios frentes de obras de construcción de Rafaela hacia el sur para completar la traza hasta Angélica y hacia el norte hasta Ataliva.

En 2019, el Concejo Municipal de Sunchales declaró la emergencia vial por el alto índice de accidentes ocurridos en el sector de esta ruta que atraviesa su planta urbana. Al mismo tiempo, reclamaron que se finalicen los trabajos de conversión de ruta a autovía y las obras adicionales para reducir la cantidad de siniestros que se dieron en ese punto.

Este año, el Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional, desarrolla trabajos de transformación en autopista a lo largo de 58 kilómetros, entre la intersección con la ruta nacional Nº 19 y Sunchales. La obra se ejecuta en dos tramos y consiste en la duplicación de la calzada existente, con dos carriles para la nueva mano, la pavimentación de banquinas externas e internas y la construcción de puentes y alcantarillas.

Esta transformación permitirá agilizar el movimiento y la salida de una de las zonas agroindustriales más importantes del país, hacia la provincia de Buenos Aires y el conglomerado portuario del gran Rosario. En los tramos en obras circulan unos 7.000 vehículos diariamente, de los cuales un 60% corresponde al transporte de cargas y pasajeros.

En la actualidad, gran parte de la traza desde Angélica hasta Rosario presenta un estado de deterioro muy marcado con ahuellamientos que hacen muy peligroso el tránsito, especialmente para los automóviles. Ese fenómeno se observa en mayor grado hacia el sur, en las zonas de mayor concentración de camiones de carga.

 

La Capital.

Posts Relacionados