fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Ley de rotulado frontal: “El objetivo de la ley es brindar información clara, por eso la etiqueta va a estar en el frente de los alimentos”

La Licenciada Vanina Marconetti, secretaria de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (organismo que reemplazó a la vieja Bromatología y Química de la provincia) contó por RADIO RAFAELA precisiones del trabajo realizado. “Desde aquí tratamos de coordinar y avanzar de con las empresas en la elaboración de alimentos inocuos”, explicó.

 

En el contexto de pandemia, en particular, parte del trabajo estuvo relacionado a la elaboración de alimentos que se comercializan a través de las redes sociales por particulares. “El tema de las redes es complejo, se dificulta hacer el seguimiento, porque cuando no hay direcciones se hace muy complejo llegar hasta el elaborador en sí”.

► Lee también:Provincia y Nación inauguraron una imagen en homenaje a Manuel Belgrano en la ciudad de Rosario

La funcionaria aclaró que “la agencia funciona con un esquema bastante particular, tenemos una casa central en Santa Fe capital, 15 regionales en toda la provincia y convenios firmados con más de 200 comunas y municipios, delegando distintas facultades e instancias de control. En realidad, el control puntual de lo que es la actividad local -más allá de que nosotros desde el área central acompañamos y asesoramos- lo dejamos a criterio del área local porque sería inviable que nosotros conozcamos la realidad que se vive en todas las comunas y municipios”.

Licenciada Vanina Marconetti

 

Coronavirus

La funcionaria comentó que en el marco del Covid 19, la Agencia trabajó de manera presencial. “Solo tuvimos cerrado los primeros 15 días de pandemia, trabajando de forma virtual”, contó y puso en valor que en la Agencia se trabajó todo el año con normalidad. “Las empresas se vinculan con nosotros por sistemas por lo que no nos costó tanto el trabajo virtual”.

 

Información

Marconetti explicó que tienen una página web, www.assal.gob.ar, que “es pública y también es donde se cargan los alimentos que no cumplen, aquellos que retiramos del mercado, los que no cumplen con la rotulación. Aparte tenemos toda la difusión que tiene que ver con los alimentos y el covid, y los protocolos de las empresas”.

 

Protocolos en empresas

La Licenciada explicó que se trabaja en “ver dónde recibimos la mercadería, como la recibimos. En las épocas más complejas hemos tenido inconvenientes porque algunas comunas y municipios no dejaban ingresar a los repartidores de alimentos y eso generaba un serio problema. Una cosa es hacer el trasbordo al comerciante de una gaseosa y otra cosa de un lácteo que tiene refrigeración”.

“Hubo un proceso de aprendizaje que hicimos entre todos y en el que tuvimos que intervenir fuertemente porque en este miedo de que entre el virus a través de los alimentos hubo momentos en que las decisiones no eran las acertadas. Hablando con las autoridades la situación se pudo revertir”, sostuvo Marconetti.

Además, aseguró que, a pesar de los inconvenientes, “hemos tenido una alta inscripción de productos nuevo porque las empresas han desarrollado nuevos productos. Tenemos en lista de aprobación 600 productos, alguno de los cuales son renovaciones”.

► Lee también:La provincia brindó recomendaciones a los santafesinos que regresen de sus vacaciones

 

Ley de rotulado frontal

“Es una ley que indica trabajar en una información dentro de la rotulación obligatoria que tiene cada uno de los alimentos diferenciando aquellos que tengan excesos en alguno de los nutrientes de su composición”, como exceso de sodio, de azúcar, de grasa, precisó a manera de ejemplo.

“El objetivo es trabajar sobre las enfermedades no transmisibles que son aquella que provocan hipertensión obesidad”, dijo la funcionaria. Sostuvo que “la información está, el rotulado que nosotros tenemos es bueno, pero uno como consumidor no se detiene a leerlo. Lo que hace esta rotulación diferente es evidenciar el exceso de alguno de los componentes”.

“La ley marca un octógono negro con letras blancas. En otros países usan semáforos, la nuestra se enmarca en la elección del octógono porque se basa en la ley chilena que tiene esa característica. El objetivo de la ley es brindar información clara, por eso la etiqueta va a estar en el frente, donde está la denominación del producto, la marca, los datos más relevantes, no atrás donde está la tabla nutricional, la forma de preparación y demás”, explicó.

“La ley también trabaja en la cafeína cuando son productos para niños y los edulcorantes sintéticos”, dijo. Además, aclaró que la ley se basa en un parámetro determinado por la Organización Panamericana de Salud que establece cantidad de gramos o miligramos cada 100 gramos o 100 ml del alimento.

“Esto va a tener una gran repercusión en las empresas y nosotros tenemos que trabajar sobre todo en el que el consumidor entienda que esta etiqueta no cosifica el alimento. Inclusive estando dentro del parámetro y sin el octógono uno tiene que entender que en realidad no es por eso que uno puede tener un pico de diabetes por tomarse una gaseosa, sino que es la gaseosa, más el alfajor y más todo lo que se consume en una dieta habitual diaria”.

 

Entrevista completa:

 

Posts Relacionados