fbpx

Más control: para entrar a San Francisco se exigirá un “pasaporte sanitario”

A partir de hoy lunes el municipio solicitará un test negativo de Covid-19 para quienes quieran ingresar a la ciudad. La medida generó inquietud entre los trabajadores de empresas, frigoríficos y campos. Los gremios consideran que son los empleadores quienes deberán pagar la prueba que en los laboratorios privados cuesta entre $3000 y $4.800. Podría haber excepciones.

 

San Francisco no está invicto de coronavirus -con unos 40 positivos desde que inició la pandemia y ninguna muerte-, pero está muy lejos de las principales urbes de Córdoba en cuanto a la tasa de contagios. Incluso, tiene una situación más controlada que localidades de mucho menor población, y quiere seguir así.

Por eso, cuidará incluso más sus fronteras: puntualmente, desde ahora quienes quieran ingresar a la ciudad deberán contar con un test con resultado negativo de covid -19.  

La medida generó airados reclamos de parte de amplios sectores de la comunidad, sobre todo de aquellos que se verán directamente afectados entre los que se encuentran empresas, productores rurales, trabajadores, profesionales, entre otros.

Los primeros en hacer público el desagrado por la medida fueron los abogados a través de un comunicado del colegio que los agrupa.

La medida no cayó del todo bien en el gremio de la carne y en la UOM que manifestaron que los trabajadores de frigoríficos e industrias metalúrgicas se verán directamente afectados ya que a diario entran y salen de la ciudad y deberán pagar por la prueba rápida en un laboratorio privado, aunque consideran que debería ser el empleador el que se haga cargo del gasto.

También el campo reconoció preocupación. «Los productores agropecuarios entramos y salimos de la ciudad varias veces al día», alegaron desde la Sociedad Rural para visibilizar que la medida los perjudica.

 

A quiénes alcanza

Este diario intentó conocer detalles del alcance de la medida, pero desde el Ejecutivo Municipal se limitaron a decir que se informará más al respecto en las próximas horas.

Si bien trascendió que todos quienes ingresen deberán presentar un test negativo de covid, la medida contemplaría algunas excepciones.  

Cabe aclarar que se trata de una decisión del municipio, ya que los gobiernos locales tienen la potestad de definir medidas para cuidar sus fronteras. En este caso, no intervino el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

► Lee también: Preocupación: la Comisaría 3ra de Sunchales está funcionando con seis agentes aislados por coronavirus

 

Reclamo de los abogados

La titular del Colegio de Abogados, Mónica Gilli, explicó que emitieron un comunicado fijando posición ante este tema luego de «recibir la información a través de un llamado telefónico» y aclaró que el escrito «no tiene connotación política» contra el gobierno municipal o la jueza de Faltas.

«Cuando nos comunicaron eso, pedimos que nos envíen el instrumento legal para poder comunicar esta decisión y al no recibirlo empezamos a tener novedades de abogados que venían de afuera y al ingresar a San Francisco se les advertía que a partir del lunes (por hoy) tenían que entrar con el test rápido hecho en su lugar de origen o hacérselo acá», puntualizó la letrada.

Después que los abogados, desde otros sectores también dieron su parecer sobre la medida y en general coincidieron que es una situación que «preocupa».

«El Estado -aún en situaciones de excepción- no puede actuar sin normativa expresa cuyo alcance, fundamentación lógica, legalidad y legitimidad se pueda analizar. Como Colegio estamos comprometidos con la salud pública y el cumplimiento de los protocolos impuestos pero instamos a las autoridades municipales a dar debida publicidad a los mismos», indicaron los abogados.

 

El campo pide detalles

Desde la Sociedad Rural San Francisco también manifestaron su preocupación por esta medida. El titular de la institución con sede en la avenida Cervantes, Javier Cassineri, remarcó que hace unos días se comunicó con el intendente Ignacio García Aresca.

En particular, dijo que le detalló la situación de quienes se desempeñan en tareas agropecuarias, pero no hubo flexibilidad desde el Palacio Tampieri.

«Le hice notar que los productores agropecuarios entramos y salimos de la ciudad varias veces al día y me respondió que esta medida se iba a pedir a todos por igual», subrayó.

Por ahora el sector encuentra «a la expectativa» de lo que pueda llegar a ocurrir a partir de la puesta en marcha de la medida. Esperarán «para ver cómo se manejan».

 

Medida sorpresiva

Cassineri reconoció que «la medida los tomó por sorpresa» tras lo cual resaltó «el inconveniente» que esto le genera al sector: «Tenemos que salir a trabajar a nuestros campos y a veces entramos y salimos de la ciudad varias veces en el día».

Y como argumento a su favor, el productor resaltó que la tarea rural tiene como característica que «la persona en el campo no tiene contacto con nadie, está totalmente solo haciendo su tarea sin tener relación con nadie», garantizando distanciamiento social para evitar contagios.

Por otra parte, expresó la «preocupación» de que la vigencia de este tipo de tests «tiene vencimiento a corto plazo y al renovarlo se incurre en un gasto extra», ya que «tiene una vigencia de 7 días» y «habrá que renovarlo varias veces al mes con el costo que esto significa, además del tiempo que se tiene que destinar para llevar a cabo este procedimiento».

 

No cayó bien entre los trabajadores de la carne

Los trabajadores de la carne se verán directamente afectados por esta disposición debido a que aquellos que vivan en nuestra ciudad a diario se deben trasladar fuera de la urbanización para cumplir con sus tareas en frigoríficos.

A diario unos 150 trabajadores de la industria de la carne entran y salen de San Francisco para cumplir con sus obligaciones laborales en frigoríficos e industrias de la zona, por ello, el secretario general de la seccional San Francisco del Sindicato de la Carne, Miguel Aldo Lucero, resaltó que «claramente» la medida dispuesta por la municipalidad «será perjudicial» para sus afiliados.

«Aún no sabemos si las empresas van a colaborar con los trabajadores para que se realicen los testeos. No sabemos si las empresas van a implementar un protocolo para que los trabajadores puedan recibir los testeos gratis y de esa manera no tengan que hacer frente al costo», explicó.

En el caso de que esta medida se prolongue en el tiempo, Lucero aseguró que desde el gremio «se pondrán a trabajar para que los afiliados puedan tener una solución» a este problema.

 

Para la UOM los empleadores deberían afrontar el costo

Por cada jornada, muchos trabajadores de la industria metalúrgica procedentes de otras localidades del departamento San Justo ingresan a San Francisco a trabajar en empresas radicadas en el Parque Industrial, la mayoría de ellas en el Parque Industrial.

Desde hoy, estas personas deberán contar con el resultado negativo del testeo si aspiran a cumplir normalmente su tarea laboral, por lo cual la nueva disposición también les genera inconvenientes.

En la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) seccional San Francisco, al igual que en el resto de las organizaciones consultadas, se mostraron «preocupados». El secretario adjunto del sindicato, Juan Giurda, recordó que «a diario muchos de nuestros afiliados procedentes de Devoto o Saturnino María Laspiur, entre otras localidades, entran y salen de la ciudad porque trabajan aquí».

Giurda consideró que «a estas personas se las va a perjudicar con esta medida» de la que «no entienden cuál es su alcance» y agregó que «las empresas a la que pertenecen estos empleados que viven en otras localidades tendrían que hacerse cargo de pagar el costo de estos tests».

Asimismo, el dirigente gremial consideró que «está bien hacer estos controles para resguardar la salud de la población, pero de allí a que lo tenga que pagar el vecino no tiene ningún sentido».

Y ejemplificó: «En este caso es como si la Policía que está en la ruta haciendo controles de alcoholemia intentara cobrar lo que cuesta cada dispositivo a la persona que se hace el control. Es insólito».

 

¿Cuánto cuesta?

Quienes tengan que hacer estos testeos por fuera del sistema público, deben pensar en una inversión que oscilará entre los $3.000 y los $4.800, según un relevamiento en las clínicas y laboratorios privados.

En todos los casos, la validez del resultado es de 3 días, se requiere turno previo y el costo no es cubierto por las obras sociales.

El test rápido de anticuerpos para covid mide los anticuerpos en la sangre. Detecta los IgM (Inmunoglobulina M) e IgG (Inmunoglobulina G) y tarda alrededor de 20 minutos en arrojar el resultado.

 

 

La Voz de San Justo 

Posts Relacionados