fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Menor herido de arma de fuego en Frontera

Siendo la medianoche del jueves se recepcionó un llamado telefónico en sede de la Comisaría 6ª de Frontera, solicitando la presencia policial en calle 5 entre 64 y 66. Arribados al lugar se entrevistan con los vecinos pero nadie quiso aportar dato alguno.

Así las cosas, media hora más tarde los uniformados santafesinos se comunicaron con la Policía de San Francisco, la cual informó que en el Hospital Iturraspe había ingresado un jovencito con herida de arma de fuego.

Constituidos en el lugar se entrevistaron con la médica a cargo, quien informó que momentos antes ingresó por sus propios medios un joven de 16 años, llamado Julián Juárez, quien presentaba una herida de arma de fuego con orificio de entrada en muslo izquierdo quedando el proyectil alojado en flanco derecho sin llegar a tocar ningún órgano y que el mismo no corre riesgo de vida. Justamente en ese momento estaba siendo trasladado para realizarle una tomografía computarizada.

La hermana del herido manifestó que su hermano Julián logró mencionar que dos varones en una moto enduro y encapuchados, pasaron, y el que iba de acompañante le disparó.

A quien manejaba se lo conoce como Maxi B.

Entablada comunicación con el fiscal Guillermo Loyola este dispuso que se recepcionen las correspondientes declaraciones en un hecho calificado provisoriamente como “abuso de arma”.

Intervino personal de la Comisaría 6ª.

Finalmente, en el mediodía del viernes, Julián Juárez de 16 años, fue intervenido quirúrgicamente por presentar daño en intestino (perforación) sin riesgo de vida, quedando internado en sala de terapia intensiva a los fines de establecer su evolución.

 

DISTURBIOS EN EL HOSPITAL

El jueves último, siendo las 21, un altercado con amenazas verbales ocurrió en la guardia del Hospital Jaime Ferré.

Según pudo recabar LA OPINION de fuentes seguras, un grupo de familiares estalló en ira cuando le fue comunicada la muerte de un paciente del efector público.

En medio de gritos e insultos hacia el personal médico, quienes estaban fuera de sí, rompieron vidrios y una puerta en la Unidad de Terapia Intensiva.

Convocado al lugar personal policial de la Comisaría 2ª con intervención del Cuerpo Guardia de Infantería, se calmaron los ánimos de esta familia, supuestamente de Rafaela.

Cabe destacar por último que no hubo agresiones físicas, ningún personal del Hospital fue herido, y que sólo uno de los médicos habría realizado denuncia policial por el hecho.

 

Fuente: Diario La Opinión de Rafaela

Posts Relacionados