fbpx

Mirabella propone crear por ley un programa nacional de primer empleo

El senador nacional por Santa Fe Roberto Mirabella, presentó su proyecto de ley para crear el Programa Nacional de Primer Empleo, una iniciativa que ya ingresó en la cámara alta del Congreso y con el que propone establecer un régimen de promoción que “aliente la incorporación de jóvenes al mundo laboral” y con ello “reducir la desocupación y el empleo informal”. “Queremos que sea una política de Estado» afirmó el senador.

Mirabella aseguró que “los jóvenes de nuestro país son los que están encontrando mayor dificultad tienen para conseguir trabajo” y, en ese sentido, recordó que “la tasa de desocupación de la población de 14 a 29 años que mide INDEC asciende a 23,9 % en el caso de mujeres y un 18;5% en el caso de varones”.

“Es decir, el desempleo entre los jóvenes está casi duplicando la tasa de desocupación de la población total de la Argentina que se ubica en un doloroso 10,4%. Son números que preocupan mucho y también habla de la desigualdad de género en el mundo laboral”, añadió.

Por este motivo -explicó- ha presentado una iniciativa en el Senado para “visibilizar la problemática que venía del gobierno anterior y que se ha agravado producto de la Pandemia” y para “encontrar soluciones concretas a los problemas que están teniendo los argentinos”.

Mirabella expresó que “la idea de hacerlo por ley es que sea una política de Estado, que tenga certeza y estabilidad y que con ello sea una herramienta para darles oportunidades a la juventud” y remarcó que “preferimos promover el empleo y no subsidiar el desempleo”.

El proyecto de Mirabella crea el Programa Nacional de Primer Empleo que busca promover inserción laboral de los menores de 30 años para que accedan a su primer trabajo registrado y establece objetivos de formación y capacitación profesional dentro del campo específico de la relación laboral, que serán de cumplimiento obligatorio para los beneficiarios de la iniciativa.

Concretamente, la propuesta de Mirabella establece que “los trabajadores beneficiarios del programa estarán exentos de efectuar aportes al sistema integrado de jubilaciones y pensiones, durante la vigencia del beneficio” y al mismo tiempo indica que los empleadores estarán “exentos durante la vigencia de la relación laboral del pago de las contribuciones al sistema integrado de jubilaciones y pensiones, correspondientes a los trabajadores beneficiarios”.

“Estas contribuciones y aportes al sistema integrado de jubilaciones y pensiones serán realizados por el Estado Nacional durante los meses de vigencia del programa”, explicó al respecto el legislador nacional. Asimismo, el proyecto estipula que “los empleadores pagarán el cincuenta por ciento (50%) del salario” de cada beneficiaria o beneficiario del programa y que “el cincuenta por ciento (50%) restante será aportado por el Estado Nacional por el término máximo de doce (12) meses”.

“El aporte máximo no podrá exceder mensualmente el importe equivalente a un (1) salario mínimo vital y móvil, cuando se trate de trabajadores de jornada completa y de medio salario mínimo vital y móvil, cuando se trate de trabajadores de media jornada”, aclara el texto del proyecto.

Respecto a este esquema de promoción, Mirabella explicó que “la cantidad de beneficiarios que podrán tener las empresas que ingresen al régimen varía en base al tamaño de la organización” y que se establece una serie de requisitos para sostenimiento del beneficio.

“Esto al igual que el esquema que aprobamos en Economía del Conocimiento es para incorporar nuevos trabajadores al sistema junto a los que ya están trabajando. Esto lo dejamos explícito en la norma para que no haya vivos. Y también dejamos explícito que las personas beneficiarias del programa tienen todos los derechos que confieren las leyes laborales, para que no le quede la duda a nadie”, remarcó.

Junto a esto, el senador nacional por Santa Fe indicó que los empleadores tendrán que brindar los cursos de capacitación para los beneficiarios, estar al día con el fisco y realizar los aportes y contribuciones de Obra Social y de Riesgo de Trabajo correspondiente.

Finalmente, Mirabella afirmó que “no hay mejor política social que la creación de un puesto de trabajo” y remarcó que “debe ser uno de los pilares fundamentales sobre los cuales se sustenta una nación”.

Posts Relacionados