fbpx

Monseñor Fernández: “Con este golpe hemos experimentado la vulnerabilidad”

Por RADIO RAFAELA, el sacerdote sostuvo que la pandemia “nos ha hecho reflexionar sobre si realmente hemos estado cuidando el mundo y si somos capaces de salir de estas catástrofes en unidad”.

 

Luis Fernández, obispo de la Diócesis de Rafaela, en diálogo con este medio se refirió a la situación que se encuentra atravesando la Iglesia católica. Dijo que “tanto en lo personal como en la Iglesia se vive la preocupación que tiene todo el mundo. Después de tantos meses, estamos preocupados, dolidos, angustiados, con cierta tristeza en el corazón. Esto ha pegado muy fuerte, no estábamos acostumbrados a esta realidad y ha impactado en el corazón”.

“Es cierto que también ha servido para reflexionar, para darnos cuenta de quiénes somos, de qué es la creatura humana. Este golpe nos ha recordado lo que es la creatura humana. Hemos experimentado la vulnerabilidad, nos ha hecho plantear si realmente hemos estado cuidando el mundo, si somos capaces de salir de estas catástrofes en unidad, comunión, fraternidad o si surgen más que nunca las rivalidades y desencuentros. Esto último no ayuda a salir de una crisis global”, manifestó Monseñor.

► Lee también: Aislamiento en Santa Fe: cómo será la nueva cuarentena

“Estamos preocupados, confundidos, el futuro no es tan cierto. Es ahí donde el corazón quiere seguir ahondando, sobre todo en los cristianos y todo hombre de buena voluntad, en tener confianza, recuperar la esperanza, reducir el miedo, el egoísmo, las grietas. Es el momento más fuerte para darnos cuenta de que nos necesitamos, que tenemos que trabajar juntos y salir unidos”.

 

Asistencia en los templos  

Al ser consultado sobre las preocupaciones que manifiesta la gente, el obispo de la diócesis afirmó que “la primera pregunta es la presencia de Dios en la historia. Estaba triste la gente. La economía tiene su importancia y nadie lo va a desvalorizar, pero que Dios haya pasado a un tercer, cuarto o quinto lugar, a la gente le duele”.

“Esto ha conmovido y ha traído mucha creatividad. Nos hemos arreglado con lo que significan las redes sociales, es el mismo Dios el que ha salido a través de los medios a cada casa, cada familia, a muchos lugares”, comentó Monseñor.

► Lee también: Trabajadores de fiestas y acontecimiento sociales marcharán en Rafaela: «Queremos trabajar con protocolos»

En cuanto a la posibilidad de asistir a las misas, explicó que, “al haber Iglesias tan grandes, con los protocolos, podría haber un poco más de gente en nuestros templos. Primero está la posibilidad de no perder a Dios, pero también aparece el tema económico. La gente no puede vivir si no tiene trabajo. Los miedos se van superando cuando hay verdadera responsabilidad”.

 

Entrevista completa:

 

 

Posts Relacionados