fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Monseñor Fernández: «muchas veces no hemos estado del lado de la mujer»

En la mañana de este martes, dialogamos con Monseñor Luis Fernández especialmente sobre la media sanción al proyecto de despenalización del aborto.

 

Frases destacadas

“La Iglesia no está repitiendo más lo que a lo largo de 2000 años ha repetido sobre el tema de la vida. No es que se estaba compitiendo porque a nosotros nos interesaba ganar algo, sino fundamentalmente por defender una identidad en cual nacieron nuestros abuelos, nosotros y se les ha entregado a los hijos”.

“El Papa tiene sentimientos muy populares, muy argentinos. Me parece que él está hablando no solo desde la entraña de la Iglesia sino del sentir popular, del pueblo, de la vida. Nos duele sobre todo sabiendo que detrás de esto hay muchos intereses económicos y políticos. Hay un gran dolor, se ha tocado algo esencial de la vida de un pueblo”.

“La discusión tuvo un nivel de mucho respeto y también de aceptación. No salimos a la calle a vengarnos. Al contrario, sabemos que Jesús ha venido a sembrar una semilla en la tierra que va a seguir dando fruto”.

“Acá es un combate entre el bien y el mal. ¿Quién reclama ahora por la vida de esos indefensos? Pocos son los que han querido hablar de cuándo es el inicio de la vida”.

“Pero la Iglesia ha sabido tener paciencia, esperar por 2000 años porque sabe que el bien triunfa sobre el mal. El tema es: ¿quién va a escuchar ahora? Se ha escuchado, y por eso se defendían las dos vidas, el grito de la mujer que sufre porque eso no era una mentira. Y también como Iglesia tenemos que pensar en qué hemos fallado, a veces no hemos estado del lado de la mujer que también pasa un sufrimiento muy grande. Ahí también tenemos que seguir creciendo. Pero cuidado que del otro lado está la otra vida”.

“La Iglesia sale con resignación y dolor, pero no con venganza y odio. Y menos deja de aceptar lo que en el país se ha votado”.

“Algunos salieron a defender a los pobres pero nunca han pisado el barro. Hay que progresar pero, si eso significa llegar a tocar la propia vida y desprendernos de nuestra historia o memoria…. Esto trae muchos costos. El costo, psicológico, moral y económico porque esto saldrá de los impuestos que nosotros pagamos. Resulta que voy a pagar algo con lo que estoy absolutamente ofendido porque no se respeta la vida”.

“Me parece que en la conciencia del Papa no había otra intención que llegar a todos para lograr la unidad. Él mismo lo ha reconocido en una carta que ha mandado al país. El mismo Papa ha pedido perdón. Ahora creo que ha puesto un poco más de distancia”.

 

Posts Relacionados