fbpx

No perdonan a nadie: roban en el Jardín del Zaspe tirando la puerta abajo

La puerta completamente tumbada, todo dado vuelta y la faltante de varios elementos fue el triste panorama que encontraron en la mañana de este lunes en el Jardín.

 

A fines de noviembre del 2019 el barrio Zaspe festejaba la inauguración del edificio correspondiente al anexo del Jardín de Infantes Nº 217 “Olga Cossettini” ubicado en calle Muniagurria, entre Francia y España, de la ciudad de Rafaela.

Sin embargo, a 10 meses de transcurrido este recordado hecho, los delincuentes no tuvieron piedad con una institución que es fundamental para el desarrollo de los pequeños del barrio.

► Lee también: Grave episodio en barrio Zaspe: batalla campal, disparos de armas de fuego y agresión a la policía

En la mañana de este lunes, cuando fueron abrir las puertas del Jardín se encontraron con un panorama desolador e indignante. La puerta completamente tumbada, los cajones abiertos y todo revuelto. Además, con el agravante de que pudieron notar la faltante de una heladera, una cocina nueva, el ventilador, el matafuegos, la pava eléctrica, utensilios de cocina,  tazas,  vasos y cubiertos.

Según se presume, el accionar delictivo se habría llevado a cabo durante el fin de semana, aprovechando que nadie se encontraba del lugar y para tomarse el tiempo necesario de llevarse esos elementos de un peso y tamaño considerable.

La denuncia fue realizada en la Comisaría y el hecho está siendo investigado por el fiscal de turno en conjunto de la Agencia de Investigación Criminal.

► Lee también: Video: Palos, piedras y disparos en un episodio grave durante el enfrentamiento de vecinos en San Cristobal

Mientras tanto hay impotencia en los vecinos del barrio porque los delincuentes no perdonan a nadie, ni a las propias instituciones educativas que por lo general reciben a sus hijos o algún familiar en sus salas. «Un agujero más en nuestro corazón emparchado… Tristeza. Impotencia. Angustia», manifestaron en la red social del Jardín.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Qué terrible sentimiento al llegar a nuestro anexo y encontrar que una vez más somos víctimas de un robo. Un robo en el que no solo se llevan la heladera, la cocina, el ventilador, el matafuegos, la pava eléctrica, todos los utensilios de cocina, las tazas, los vasos, los cubiertos, todo… Pero también se lleva el esfuerzo, las ganas, la ilusión y el deseo de ver crecer el anexo de nuestro jardín en el barrio Zaspe. Nos duele el alma al ver el odio de aquellos que no sólo destruyen la propiedad de todos sino también nuestros sueños y el de cientos de chicos. Chicos y chicas que además de no poder poblar de risas sus paredes por la pandemia, hoy lo ven destruído y vacío… Cuánta injusticia… Nos duele el cuerpo. Nos duele el alma. Porque cada día, el personal del jardín, pone todo y más para crecer y poder brindar lo mejor a nuestras infancias… Un agujero más en nuestro corazón emparchado… Tristeza. Impotencia. Angustia.

Una publicación compartida por Jardín N° 217 Rafaela (@jardin_olga_cossettini) el

Posts Relacionados