fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

No son para jugar: la aterradora verdad detrás de la tabla Ouija y el «Juego de la Copa»

Los investigadores paranormales utilizan varias herramientas para realizar conexión con espíritus.

 

Un tablero, letras, una copa, entre otros materiales, son los que conforman a los mal llamados juegos, ya que se trata de métodos de invocación y muy efectivos.

Muchos escépticos creen que los movimientos que suceden en esta invocación son producidos por algún miembro del grupo, ya que es complicado poder entender y explicar la conexión con el mundo espiritual, si así se lo puede llamar.

► Te puede interesar: Insólito: una mujer se casó con un muñeco de trapo y tuvieron un bebé

La ouija y la invocación menos deseada

En primer momento hablaremos de la tabla de Ouija, que está formada por las letras de nuestro alfabeto, números del 1 al 9 más el 0, así como las palabras «sí», «no» y «adiós». El tablero generalmente va acompañado de otra pequeña pieza de madera que se suele mencionar como «gota», que permitirá la comunicación con los espíritus. Un vaso invertido o un objeto puntiagudo también pueden reemplazar la gota.

Ahora bien, a pesar del uso que se le da, la gran pregunta es ¿Por qué surgió cuándo lo crearon? Todo comenzó con el auge del espiritismo y de la práctica de este, en el siglo XIX, cuando comenzaron a surgir varios objetos de comunicación con lo que se conoce como “el más allá”, sin la necesidad de tener que pasar por un “medium”, según creían.

Informes de varios años, mostraron que comenzaron a aparecer bandejas grabadas con letras y números en casas en las que se practicaba espiritismo en los Estados Unidos a mediados de la década de 1880. Ahora bien, si nos remontamos a la historia, el antepasado de la tabla Ouija, sin duda para muchos historiadores e investigadores, apareció por la misma época, aunque no se sabe aún quién lo inventó realmente, pero se fija como el 10 de febrero de 1891 como la fecha inicial en el que dos empresarios estadounidenses presentaron la patente de creación.

Elijah Bond y Charles Kennard se convirtieron así en los dos creadores oficiales del tablero Ouija. Empero, el nombre “Ouija” corresponde al empresario Charles Kennard, quien habría afirmado que significaba «buena fortuna» en el antiguo egipcio, lo que hoy se ha negado, pero sin saber exactamente cómo la palabra le fue inspirada al ver el tablero.

Transcurrido un año de la presentación de la patente para poder diseñar más tableros de este tipo, la empresa quebró. Pero dos ex empleados vieron el potencial del objeto, se hicieron cargo del negocio y comenzaron a lanzar una producción a gran escala de la tabla Ouija recuperando los derechos de explotación.

La Tabla

Luego de aceptada la patente, los hermanos William e Isaac Fuld se encargaron de industrializar el tablero Ouija, haciéndolo pasar al terreno de los juegos de mesa, y con ello, que acabara con cierto descrédito a los ojos del público.

Fue recién en 1912, cuándo un medium decidió implementar el tablero durante una de sus sesiones, lo que poco a poco lanzó la práctica hasta que estalló en la década de 1920, oportunidad para hacer creer a la gente que él era el único inventor, sin dudar en tomar medidas acciones legales contra cualquier empresa que intentara producir un artículo similar. Murió en 1927, y sus descendientes continuaron produciendo tableros hasta la compra, en 1966, de la compañía por parte del editor de juegos Parker Brothers.

En la actualidad

Pasados los años, la patente del tablero de Ouija cambió de dueño, y en la actualidad le pertenece a la compañía de juegos Hasbro. Como anécdota podemos mencionar que Elijah Bond tiene, desde 2007, una tumba cuya piedra está grabada con una Ouija, gracias a un coleccionista que pasó quince años buscando la tumba del creador.

A pesar de toda su historia, el tablero es hoy una de las principales herramientas utilizadas en los intentos de comunicarse con el más allá. Los seguidores del espiritismo lo ven como una forma de hablar con los espíritus de las personas fallecidas. Y por la efectividad en la que encuentran de comunicación, siempre recomiendan tomarlo con respeto y contar con uno o más medium si se implementa, ya que a pesar de estar patentado como un juego, no lo es.

Los cuidados y los peligros de la ouija

En el caso de los representantes religiosos, especialmente los cristianos, desaconsejan enérgicamente el uso de la tabla Ouija, ya que, según ellos, podría atraer demonios en lugar de los espíritus buscados. En la década de 1910, el Papa Pío X incluso advirtió a sus seguidores del peligro inminente que representaba tal objeto.

Ahora bien, la mirada de la ciencia y de los más escépticos, señala que la Ouija no permite comunicarse con los espíritus. Pero explican el éxito de determinadas sesiones por el efecto ideomotor, es decir, micromovimientos inconscientes que permiten mover el cursor sin que nos demos cuenta conscientemente.

Para probar esta teoría, se han realizado algunos experimentos. Y resulta que si se venda los ojos a los participantes, las palabras obtenidas ya no tienen ningún significado, o incluso no escriben. Esta es una de las tantas explicaciones, pero no la única. Ya que grupos de investigadores paranormales que implementaron en alguna de sus sesiones la ouija mencionan que el movimiento que sucede es independiente a estar con los ojos vendados o no, ya que la comunicación puede suceder de otra manera, ya sea por otros objetos o sonidos.

El problema, entonces, no está en la experiencia en sí de los participantes, sino en la falta de preparación, o personas que se dediquen de forma seria a invocar a entidades o contactarlo de otra forma, que también existen

Un hilo fino del exorcismo

El obispo de la Iglesia Luterana, Manuel Acuña, sostuvo en una entrevista del 2014 en diálogo con Expedientes Secretos, que “en alrededor del 40 por ciento de los más de 200 exorcismos que llevo realizados, las víctimas de posesiones satánicas terminaron reconociendo que en algún momento participaron de estos peligrosos juegos”.

Relatos

“Lo que comienza como un juego termina en tragedia tanto en el campo afectivo, como también en el de la salud física y espiritual -dijo Acuña-. Los críticos de la ouija afirman que los que la usan no tienen control sobre el material reprimido que puede ser liberado y que, por lo tanto, pueden verse aquejados de psicosis”, indicó el religioso respecto a varios relatos de personas que incursionaron en el juego, que en realidad consiste en invocación de entidades.

Invocación y vidas oscuras

A diferencia de la Ouija, el “juego de la copa”, mal llamado juego, puede ser realizado a mano, sin necesidad de tablero y con una copa, o recipiente que se pueda voltear en la mesa, suelo o dónde se decida realizar la invocación. Este juego no es más que una réplica “casera” si así se puede decir, de la Ouija. Según indican investigadores paranormales, utilizar un elemento como puede ser una copa o un plato hondo, al convocar a una entidad (fantasma) la energía queda encerrada en este elemento, y si en la convocación surge la aparición de una entidad negativa y mala, esta puede quedar encerrada en el cuarto que se realiza al levantar el elemento, o mismo “pegarse” a alguno de los integrantes que participaron.

Una de las preguntas que más surgen a la hora de hablar del juego de la copa, es que si al realizarlo las personas pueden morir, en grandes rasgos la respuesta es “no”, pero lo que si puede pasar es que algún integrante quede perseguido o en compañía de la entidad convocada, y esto podría llegar a ser mucho peor que no pertenecer a este mundo.

Son varios los relatos de personas que experimentaron con el juego de la copa, a modo casero con amigos, y que luego comenzaron a tener experiencias extrañas en sus vidas. Ya sea que quedan con un miedo extremo a la oscuridad, o los sonidos, pero todos concuerdan en que al no finalizar la invocación bien, luego “algo” los persigue. Ese fue el caso de Rosa Gutiérrez, quién le contó a Crónica que a sus 17 años, se juntó con sus amigos del colegio ubicado en Florencio Varela, en una sala que no solía usarse y estaba abandonada, y realizaron el juego de la copa, ya que creían que todo era mentira y quería comunicarse con un pariente de uno de los integrantes del grupo que había fallecido hacía relativamente poco.

► Te puede interesar: Insólito: un joven dejó su currículum en una panadería y preguntó si había Homeoffice

El hecho, que ocurrió hace 15 años, marcó la vida no solo de Rosa sino también de sus compañeros. “Al comienzo todo fue gracioso y muy divertido, porque entramos a la habitación en la que siempre nos habían contado historias de un cuidador que rondaba por el lugar y como no se usaba, decidimos ir ahí para comunicarnos con la tía de uno de los chicos”, especificó.

“Apenas arrancamos, uno de los chicos empezó a hacer preguntas graciosas y mover la copa para las respuestas que habías escrito. Solo teníamos las opciones de sí y no”, mencionó Rosa.

“Cuándo la cosa se puso más seria y hacíamos preguntas para comunicarnos con la persona fallecida, empezamos a escuchar golpes, pero golpes fuertes en el salón, no de afuera. Además, en un cierto momento empezamos a entender que el vaso, que era de plástico, sí plástico, empezó a moverse solo porque ninguno lo estaba tocando”, añadió.

Después de esa experiencia, Rosa comenzó a sentirse perseguida, sentía que algo la seguí y ya no podía estar sola en las habitaciones, eso mismo comenzó a pasarle a sus amigos, además de una sensación de ahogo y sofocamiento al encontrarse solo, situación que duró varios años y muchos hasta la actualidad.

Posts Relacionados