fbpx

«Nos encontramos gestionando en un contexto cambiante pero con la mirada puesta en el mañana»

Este viernes, la jefa de Gabinete de la Municipalidad de Rafaela, Amalia Galantti, expuso al Concejo Municipal, el segundo informe del año de la gestión pública. La funcionaria estuvo acompañada por gran parte del equipo de Secretarios y Subsecretarios. Debido a la situación sanitaria de la ciudad, el encuentro se llevó a cabo vía Zoom para preservar la salud de todos.

El tema para esta ocasión fueron las principales acciones realizadas por el Gobierno local desde el inicio de la pandemia en los aspectos sanitario, productivo y social. Cabe destacar que hasta el momento, el Municipio lleva invertidos 66 millones de pesos.

Galantti comenzó diciendo que «no podemos hablar sólo de una crisis sanitaria sino que el año 2020 será recordado como un año de crisis sanitaria, económica y social causada por el COVID-19. Esta problemática global, obliga a los gobiernos nacionales, regionales y locales a actuar de manera rápida, a redefinir modalidades de trabajo y a redireccionar partidas presupuestarias. En este contexto, nuevamente el Gobierno municipal adquiere centralidad, precisamente por su proximidad al ciudadano».

En este sentido, aclaró que si bien el trabajo se desarrolló día a día ante el contexto de incertidumbre, «pensamos siempre en el mediano y largo plazo, entendiendo la planificación como un camino que se va retroalimentando. Y en ese proceso nos encontramos hoy: Gestionando en la inmediatez, en un contexto cambiante y dinámico impuesto por la pandemia pero también con la mirada puesta en el mañana. Rafaela sigue en acción. Como lo ha hecho a lo largo de toda su historia y como lo marca nuestro ADN rafaelino».

Abordaje sanitario

Con respecto al eje sanitario, la funcionaria explicó que desde la Subsecretaría de Salud de la Municipalidad, «se generaron diálogos y articulaciones con las instituciones vinculadas a la salud pública y privada de la ciudad, así como también con el sector empresarial y el Estado Provincial y Nacional para ganar tiempo y estar lo mejor preparados posible».

Como acciones ejecutadas, mencionó la articulación permanente con el 107. Actualmente, en el Municipio hay un equipo de 16 personas que hacen 400 llamados diarios. Luego del primer contacto con el 107, desde la Subsecretaría de Salud se hace un llamado a partir de las 72 horas para evaluar si se debe hisopar o realizar un seguimiento a la persona que tiene comorbilidad.

También están los Centros de Atención Primaria de Salud Municipales donde se continuó con la asistencia médica básica esencial y se realizan hisopados a las personas que se acercan con síntomas compatibles con COVID.

En tanto que el 25 de marzo, el Municipio dispuso el funcionamiento de una guardia alternativa no COVID-19 en el Hospital «Dr. Jaime Ferré» para brindar servicios básicos de salud y, de esta manera, reforzar al nosocomio en un momento complejo donde se registra mucha demanda.

Por otro lado, Amalia Galantti contó que del 20 de marzo al 20 de abril, se armaron dos Centros de Aislamiento en los clubes 9 de Julio y Atlético de Rafaela para controlar casos leves de COVID-19 y evitar la generación de nuevos focos de contagio en la sociedad. Además, está en funcionamiento un Centro de Pre-Aislamiento para la gente que es sospechosa y no puede aislarse en su domicilio. Hasta la fecha hubo 110 pacientes: 63 en este último lugar y 47 en el centro del Club 9 de Julio.

Sobre esto destacó que estos espacios «pudieron montarse por las gestiones realizadas y el trabajo conjunto con el Gobierno Provincial. Merece un agradecimiento especial las donaciones recibidas».

La funcionaria habló de las gestiones para la adquisición de distintos equipamientos destinados al área de pacientes COVID del Hospital. Como ejemplo, citó los respiradores donados por el Gobierno provincial, las camas de alta tecnología e insumos aportados por el Ministerio de Salud de la Nación.

En el mes de octubre, «el Municipio realizó un aporte de un millón y medio de pesos a la Cooperadora, para la compra de un equipo de plasmaféresis con la finalidad de que la donación de plasma pueda realizarse en nuestra ciudad para el tratamiento de enfermos de coronavirus. A este aporte se le suman otros tres millones de pesos entregados por el Gobierno provincial. Además, el Ejecutivo local compró e instaló un compresor con su equipo refrigerador, cuatro cicladores y diversos equipamientos sanitarios».

Otro de las herramientas que se reforzaron durante la pandemia fue el teléfono 147 Rafaela Responde para atender consultas por COVID 19: «A partir del día 1° de octubre, se puso a disposición esta línea telefónica para atender consultas generales, con el objetivo de descongestionar la línea 107». Durante estos días, «hubo alrededor de 6 mil llamados, de los cuales más del 90 por ciento corresponden a consultas relativas a coronavirus».

Este trabajo se complementa con un equipo de 25 agentes municipales que hacen un seguimiento telefónico diario para contención, teniendo en cuenta el incremento en la cantidad de personas aisladas. Asimismo, la Jefa de Gabinete valoró el abordaje territorial para asistencia de familias aisladas, entregando kits de limpieza, higiene y alimentos.

Para profundizar la identificación de enfermos, el Ministerio de Salud de la Nación estuvo en Rafaela con el Plan DetectAR a fin de recorrer los barrios con mayor vulnerabilidad. Durante tres días se realizaron 239 testeos.

Por último, desde el Estado local se llevó a cabo un trabajo específico con los adultos mayores, uno de los grupos más vulnerables en la pandemia. Con el programa Estamos Cerca se realizó una atenta escucha en primera persona, con fines epidemiológicos, de cercanía y de asistencia socio-sanitaria. Paralelamente, se dispusieron medidas de cuidado estricto para establecimientos geriátricos, hogares, centros de día y lugares que albergan o cuidan a adultos mayores.

Políticas para el desarrollo local

En el eje productivo, «desde el Gobierno municipal se buscó continuar con las políticas de desarrollo económico local integradas a una visión estratégica del territorio, fortaleciendo la cercanía con los distintos sectores y teniendo como premisa fundamental la mejora en los niveles de competitividad sistémica del tejido PyME y la calidad de vida de rafaelinas y rafaelinos», comentó la funcionaria.

En junio, se creó el Consejo Económico, Social y Sanitario «por la emergencia económica propia del contexto. Está formado por representantes de todos los sectores productivos y económicos de la ciudad. Con esto reforzamos la importancia de institucionalizar espacios de diálogo para dar respuestas a problemas complejos. Una de las acciones importantes que se realizaron fue la generación de un documento con recomendaciones sanitarias para la prevención y cómo actuar en casos sospechosos en las empresas», dijo Galantti.

Por su parte, el Gobierno de Santa Fe a través de ACDICAR, estableció una partida de dinero para generar un esquema de microcréditos y, de este modo, asistir a empresas en crisis con una línea de Créditos Cercanos COVID-19. Se acompañaron 55 proyectos y se entregaron cerca de 5 millones de pesos.

También se puso en marcha la línea de créditos de la Asociación Regional para el Desarrollo, un beneficio económico que busca contribuir en la compra de maquinarias y materias primas para empresas y emprendedores. La Asociación Regional y la Municipalidad de Rafaela se encargan de la difusión, asesoramiento, presentación de proyectos y la respectiva entrega de los créditos para quienes resulten beneficiados.

Además, se brindó asesoramiento, recepción y verificación de aplicación de protocolos para la habilitación de comercios, empresas y otras actividades laborales. Esto se realizó en conjunto con la Brigada Sanitaria, un equipo formado por agentes municipales que desde el 20 abril, llevan más de 3.000 comercios visitados para facilitar la comprensión de los protocolos y las medidas.

A través de Rafaela Emprende, se continuó capacitando a los emprendedores locales adaptándose al contexto de la pandemia. Un hecho importante fue la puesta en marcha de la Escuela de Negocios para PYMES de alimentos con gestiones entre la Municipalidad, INTI e INTA y otras instituciones de la Red de Ciencia, Tecnología e Innovación, con Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el Gobierno Provincial. Se inscribieron 33 empresas de 15 localidades de la provincia; 10 son de Rafaela.

Más de 1.500 personas participaron de las capacitaciones en negocios digitales que se desarrollaron en conjunto con Acdicar, INTI, CEDI, CCIRR y UNRaf.

Eje social: trabajo integral y multidimensional

En este aspecto, la Jefa de Gabinete reflexionó: «La crisis desenlazada por la pandemia afecta sin duda a toda la sociedad pero impacta mucho más en determinadas personas: Mujeres, adultos mayores, las personas desocupadas o con trabajos informales y todas aquellas que se encuentran en una situación vulnerable. Entendiendo la complejidad de dicha situación, la respuesta del Municipio se aborda desde sus distintas áreas, de manera integral, multidimensional y transversal».

En el plano educativo, «las medidas adoptadas sin dudas visibilizaron y profundizaron ciertas desigualdades. El uso y acceso desigual de las nuevas tecnologías y la virtualidad, condicionan y limitan la participación de un gran número de estudiantes, el acceso y abordaje a los materiales de trabajo y genera una escasa comunicación con la institución escolar».

Por eso, «el Municipio decidió seguir teniendo un rol clave en el territorio. Todos los programas de Inclusión Educativa siguieron funcionando, con el desafío de ayudar a sostener el vínculo entre escuela y estudiantes mediado únicamente por las propuestas pedagógicas virtuales y el cumplimiento en la resolución de las mismas».

En lo que va del año, 668 niños, niñas, jóvenes y adultos fueron acompañados por los equipos de la Secretaría de Educación a través de los diferentes programas que están en marcha para que puedan sostenerse o finalizar los diferentes niveles educativos.

La Secretaría de Educación también continuó trabajando con otras acciones como por ejemplo: la Escuela Municipal de Música Remo Pignoni, Jardines Municipales y se entregaron becas a jardines privados.

Desde la Secretaría de Desarrollo Humano se concretaron diversas acciones. Si bien la asistencia alimentaria es una acción que ya realizaba, la misma asumió otras modalidades en el marco de la emergencia sanitaria, a partir de la cual se produjo un incremento notable de la demanda de este tipo de asistencia.

Ya se organizaron 10 entregas y un total de 36.112 bolsones. «Esto implicó la presencia de una gran cantidad de trabajadores de distintas áreas municipales, tanto para el armado de los bolsones como para la organización de los puntos de entrega y la atención de los beneficiarios», especificó Galantti.

También está la entrega de viandas en el comedor que funciona en barrio Monseñor Zazpe donde se brindan un total de 750 viandas semanalmente, lo que se traduce en 2.938 raciones. En la vecinal de barrio Barranquitas se entregan un total de 243 viandas, lo que se traduce en 907 raciones. En el comedor que funciona en la vecinal de barrio 2 de Abril se entregan un total de 215 viandas, lo que se traduce en 918 raciones.

Además, se distribuyen insumos a personas con discapacidad por medio de un operativo domiciliario. De abril a septiembre, se entregaron 12.760 pañales descartables a un total de 222 personas.

Posts Relacionados