fbpx

Nuevo giro en la causa Nisman: el cadáver develó más datos

BUENOS AIRES (Redacción) –  Luego de que el juez federal Julián Ercolini y el fiscal federal Eduardo Taiano tomaran el caso y ordenaran una serie de pericias judiciales a manos de Gendarmería, el cadáver de Alberto Nisman develó más datos. Según un informe toxicológico pericial se encontraron rastros de ketamina y clonazepam en el cuerpo del ex fiscal. Ahora, se abren dos nuevas hipótesis tras este hallazgo.

Luego de que se detectaran estas drogas, los peritos comenzaron a desandar dos nuevas hipótesis. La primera es que Nisman se haya drogado para conseguir un efecto alucinógeno. En tanto, la segunda, involucra a otros actores. Con lo cual, «estaríamos en presencia de algo mucho más grave, ya que eso justificaría que no haya opuesto resistencia si es que lo mataron», dijo una fuente judicial cercana al caso.

Vale decir que en el estudio toxicológico que se realizó cuando la causa era investigada por la jueza Fabiana Palmaghini y la fiscal Viviana Fein, ya había detectado el clonazepam, un medicamento de uso muy frecuente que tiene efectos ansiolítico y somníferos. Aunque es la primera vez que surge de un informe pericial que el cuerpo de Nisman tenía ketamina, una droga que se utiliza con fines recreativos en los niveles socioeconómicos medios y altos.

La Ketamina (clorhidrato) se usa clínicamente como un anestésico general, es considerado “manso” y se daba a menudo a los niños y a las personas mayores. Sus características psicodélicas fueron descubiertas después de que un gran número de pacientes informara lo que sentían al salir de la anestesia, es por eso que, tras una serie de experimentos, se demostró que una dosis muy menor que la anestésica produce una experiencia psicodélica de gran intensidad.

En ese sentido, los especialistas aseguran que si hubiera sido usada para dormir a Nisman tendría un efecto muy fuerte y «debería haber un sitio de inyección» en el cuerpo del ex fiscal, ya que ese tipo de anestesia se suministra en forma intravenosa. Si a esta sustancia se le sumara el clonazepam no solo se potencia el efecto alucinógeno de la ketamina, sino que podría generar cierta pérdida de memoria.

Asimismo, desde Gendarmería confirmaron a un matutino que el informe final, con la pericia toxicológica y otros estudios que está realizando esa fuerza será entregado en las próximas dos semanas a la Justicia. En el escrito existe un peritaje interdisciplinario de Gendarmería, sobre el que trabajan 23 especialistas de distintas áreas, donde también participan los peritos de parte (de la defensa de Diego Lagomarsino y de la familia del fiscal).

Un dato que trascendió en algunos medios es que la hora en que murió Nisman, a las tres de la madrugada del domingo, fue varias horas después de que Lagomarsino abandonara el departamento del ex fiscal. Todavía no hay una explicación clara respecto al uso que tuvo la computadora de Nisman, a las 7 de la mañana del domingo, aunque lo más probable, según fuentes judiciales, es que haya sido una «intrusión informática en forma remota».

Pero, de todas maneras, se conoció que cuando se conectó la computadora del fiscal, en la mañana del domingo, se ingresó en el buscador de Google la palabra «psicodelia», en sintonía con el efecto de la ketamina y el clonazepam. Al tiempo que consultó su correo electrónico en Yahoo; e ingresó en los portales de noticias de Clarín, Pagina/12, Perfil y La Nación.

Fuente: El Intransigente

Posts Relacionados