fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Poco campo en el Congreso: solo dos leyes llegaron al agro en 2017

La caída de la actividad legislativa durante este año se tradujo en pocas leyes para el campo y no más que algunas intervenciones de las comisiones de agricultura.

 

Un informe elaborado por la Fundación Barbechando (un ente surgido en 2008 para proponer y debatir leyes relacionadas al agro en el Congreso) muestra que el 2017 dejó en el ámbito legislativo «un balance negativo» para el sector agropecuario.

«Con todo año electoral, la actividad del Congreso desciende, lo que se tradujo en menos leyes», aseguraron desde Barbechando. Según Directorio Legislativo, durante este año, el Congreso sesionó en 29 oportunidades, mientras que en el 2016, fueron 38 sesiones; y en el 2015 sólo hubo 19. Asimismo, las leyes este año también fueron en descenso: 75 proyectos de ley contra 96 del año anterior (21 leyes más).

Con respecto a las temáticas de las leyes, aquí es donde el agro consiguió un balance negativo: de las 75 leyes totales que sancionó el Congreso, sólo dos fueron para el agro y respondían a cuestiones coyunturales: la emergencia para los productores de peras y manzanas y para once provincias afectadas por las lluvias.

En 2016, según los datos aportados por Barbechando, al menos hubo tres leyes de impacto directo para el sector: la ley de disposición final de envases de fitosanitarios, de fosfina y la media sanción de humedales.

Otro parámetro para medir el nivel de debate de las cuestiones agropecuarias en el Congreso, es la labor de las comisiones, que tampoco fue destacable: en la comisión de agricultura de la Cámara Baja, Gilberto Alegre (UNA-Buenos Aires), convocó en ocho oportunidades a los diputados pero sólo dos veces consiguió reunir el número reglamentario. El resultado: solo un dictamen para un proyecto de ley del sector yerbatero y para 46 proyectos de resolución y declaración. En cambio, en Senado, la comisión homónima que preside Alfredo de Angeli (PRO-Entre Ríos) generó actividades como jornadas informativas de diferentes temáticas: caminos rurales, fitosanitarios y salud, ganadería y agricultura familiar. No hubo dictamen alguno y las convocatorias para considerar proyectos de ley, «no consiguieron quórum».

«Pero además la falta de actividad este año generó la pérdida de vigencia de proyectos para el sector: así caducaron los proyectos de ley de semillas, seguros multiriesgo, humedales y registro y comercialización de fitosanitarios. Y aún hay una deuda pendiente: la reglamentación de la ley de envases que lleva más de un año y tres meses de mora. En este punto, el Congreso también podría haber hecho lo propio porque «la casa de las leyes» no es un mero cuerpo impulsador de normas, sino también órgano de control del Poder Ejecutivo», informaron desde Barbechando.

 

Fuente: Infobae

Posts Relacionados