Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
POLICIALES

Horror: apagaba los cigarrillos en la panza de su pareja, cuando ella no quería tener relaciones

Agrandar imagen El hecho se produjo en Santa Fe
El hecho se produjo en Santa Fe

La Justicia encarceló a un hombre de 26 años, imputado de un gravísimo caso de violencia de género ocurrido en la ciudad de Santa Fe.

Una gravísima denuncia de violencia de género registrada en la capital santafesina culminó con el ordenamiento de la prisión preventiva para un hombre de 26 años, que desde hace un año tendría aterrorizada a la mujer que hasta la semana pasada era su pareja.

Golpes, insultos, amenazas verbales y con armas de fuego, sometimiento económico, actos denigratorios en un contexto de intimidad y el temor a ser asesinada, fueron parte del combo que la mujer relató ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA), luego de que la tarde del lunes 21 de noviembre decidiera huir de su casa y llamar al 911.

Según la hipótesis fiscal, ese día -en horas de la siesta- Juan Miguel Figuerero (26) golpeó a la mujer con sus puños, en la cara y en zona lumbar (parte baja de la espalda) y la sujetó con sus manos por el cuello, en lo que podría ser entendido como un intento de ahorcamiento. Luego, la amenazó de muerte con una escopeta recortada calibre 16, que esa misma tarde la Policía Comunitaria le secuestró en la casa.

► Te puede interesar: Escándalo que involucra a un reconocido jugador de Atlético y una “bruja” detenida por robarle 70mil dólares

Al parecer, los golpes siempre fueron una constante, pero la situación empeoró de un año a esta parte producto de su adicción a las drogas y de la presencia de armas en la casa -narró la víctima-. Tal era el estado de enajenación por el consumo de estupefacientes, que la mujer vivía obligada a entregarle el poco dinero que tenía y que destinaba a la manutención de sus tres hijas de 3, 6 y 10 años. Tanto que terminó llevando a las niñas al comedor comunitario para alimentarlas.

Pero además de estos rasgos de violencia, la mujer refirió a otro calvario que debió atravesar el último tiempo, cuando totalmente drogado llegaba a la casa y pretendía tener relaciones sexuales. Ante la negativa, Figuerero respondía con golpes que culminaban con vejámenes tales como apagarle colillas de cigarrillos en el abdomen, según constató el médico que la revisó luego de la entrevista.

La práctica, con carácter de tortura, se suma a otras agresiones, como la dolencia que afecta parte de la movilidad de la víctima, que asegura que tres meses atrás recibió un golpe con el caño de un arma en los tobillos y que a raíz de ello sufre el entumecimiento de sus piernas hasta la cadera.

La mujer pide que no vuelva a la casa, porque teme la peor venganza. "Él siempre me decía: 'si vos me llegás a denunciar, yo te mato'".

Violencia de genero santa fe

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso