fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Por mayor conciencia social: “Hay que volver a lo natural y producir un cambio, siendo más austeros, sin desperdiciar”

David Paniggi, de Vivero Los Robles SA

Es la propuesta de David Paniggi, de Vivero Los Robles SA. El fin de semana, participaron de la Feria desde el Origen con productos orgánicos.

 

Rafaela no deja de sorprender con numerosas propuestas con conciencia natural, ecológica, y promoviendo el empleo verde. Es el caso de David Paniggi, de Vivero Los Robles, que fue parte también de la feria organizada el fin de semana.

► Te puede interesar: Santa Pacha, un joven emprendimiento con conciencia natural: “Todo lo que hacemos viene de la naturaleza”

En charla con RADIO RAFAELA, contó que participa en una huerta orgánica en San Cristóbal, “de una empresa de gente que es de Perú y vino a Argentina a invertir. Cuando ellos vienen, les gusta comer verduras orgánicas. Me hicieron la propuesta hace cuatro años y la iniciamos”.

“Lo interesante de esto es que yo produzco todos los plantines y cultivamos verduras orgánicas”, relató. A pesar de esto, aclaró que los pequeños productores en la Argentina no cuentan con una salida masiva de lo que producen.

 

Aceites esenciales

Otro de los productos que David obtiene de las plantas es el aceite esencial natural. En particular, contó a este medio: “yo prácticamente no tuve ni síntomas ni contagios de enfermedades porque utilizo aceites esenciales de plantas. Estos aceites tienen una propiedad”.

“Por ejemplo, la lavanda es muy sedativa. Si de noche te aplicas un poco de aceite esencial debajo de la nariz, te seda. Tengo una amiga que cultiva lavanda en Córdoba, seca las flores y se hace té relajante, sin entrar en lo químico”, explicó.

 

Compost

Otra iniciativa que practica David es la del compost. En la charla contó que cuenta con “un tacho viejo, grandote, de plástico. Lo perforé, lo puse arriba de una tarima y hace más de 5 años que en casa no se saca la basura orgánica a la calle. Todas las mañanas, cuando me voy a mi galpón, deposito las bolsas”.

“Es increíble, está llena de microorganismos y de lombrices rojas. Esta última es espectacularmente buena para la fertilidad del suelo. Eso es interesantísimo, generar tu propia tierra tiene un valor incalculable. Ahí estoy incorporando materia orgánica, fertilidad y no estoy sobrecargando al sistema al llevar la basura lejos, le estoy dando otro uso”, explicó.

Para cerrar, invitó a “generar conciencia en la sociedad, volver a lo natural y producir un cambio en el que, como ciudadanos, seamos más austeros, sin desperdiciar. El mundo no da para que tiremos tanto”.

 

Nota completa

 

 

Posts Relacionados