Rafaelino devolvió más de 2 millones de pesos y a cambio le regalaron una pala

Luis Span se dirigía con su vehículo hacia la localidad de Santa Fe cuando, al pasar por Ruta 70 -a la altura de la rotonda que va para Franck- encontró un manojo de cheques por $2.156.000.

Es rafaelino subcontratista de una importante empresa y para sumar unos pesos a fin de mes tiene una pequeña empresa de contratación de iluminación y sonido.

Ayer, en la rotonda de Franck observó a la vera de la ruta algunos cheques  todos endosados»paré llamé a un amigo de Santa Fe y le pedí que me ayude a encontrar datos para  poder devolverlos»

Eran de una firma que fabrica herramientas en la vecina ciudad de Esperanza, de la que Luis no quiere mencionar el nombre.

Nos comunicamos con la empresa, más tarde se presentó en la misma, «tuve que esperar un rato en la guardia, como hacía un calor de morirse me fui afuera y al rato una chica me hizo pasar al patio y le entregué los cheques y le pidió a un colaborador que le traiga una herramienta.

Luis no cuestiona la «recompensa» pero si la falta de cortesía de los representantes de la empresa de la vecina ciudad de Esperanza, fabricante de herramientas, «fue todo muy rápido, hacía tanto calor, sobre todo me duele la falta de atención, me atendieron en el patio de la entrada, la pala no me duele para nada, uno ya sabe como es la gente… no cuesta nada ser un poco más amable»

Y destaca, «hay códigos que uno lleva consigo, no sabe bien de donde los sacó pero están allí y se defienden a muerte.

Luis no quiere que nombren a la empresa y justifica el accionar de la empresa, «tal vez se hayan sentido sorprendidos»

Escuchá la nota

 

Te puede interesar